Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Cumbre mundial de la democracia 2016


Las ciudades abogan por la regeneración democrática



Por Bruno Kaufmann, Reikiavik




La Playa de la Concha es uno de los iconos más emblemáticos de San Sebastián (Donostia) y una de las playas urbanas más famosas de España. (Keystone)

La Playa de la Concha es uno de los iconos más emblemáticos de San Sebastián (Donostia) y una de las playas urbanas más famosas de España.

(Keystone)

Reikiavik, Viena, Seúl, Los Ángeles y Berna son ciudades pioneras en democracia directa. Cada vez más gobiernos municipales y regionales se comprometen a dar voz a sus ciudadanos. En la cumbre mundial que se celebra del 16 al 19 de noviembre en la ciudad vasca de Donostia/San Sebastián, cerca de 200 expertos quieren dar un impulso a la participación ciudadana y la democracia local.

A duras penas consigo llegar a la cita. ‘Café Paris’, me dijo la persona de contacto en el Ayuntamiento. Y ahora me encuentro en medio de una ventisca de nieve – estamos a finales de octubre – delante de la dichosa cafetería en el centro de Reikiavik, la capital más septentrional del mundo.

Este artículo forma parte de #DearDemocracy, la plataforma de swissinfo.ch sobre democracia directa.

‘Betri Reykjavik" (por una Reikiavik mejor) se llama la plataforma de la capital islandesa, donde el cómico Jo Gnarr fue elegido alcalde hace seis años, en pleno apogeo de la crisis financiera, y prometió “cambiar las cosas”. Pero no cumplió su promesa y, al final del mandato, tiró la toalla. Sin embargo,  las ideas de Gnarr en defensa de una “mejor democracia” sobrevivieron.

Hoy, los habitantes pueden intervenir en la política local a través de una nueva plataforma en internet, afirma Unnur Margrét, la responsable de Democracia del Ayuntamiento de Reikiavik, donde viven más de 130 000 islandesas e islandeses de una población total que suma 320 000.

Una comisión del Parlamento municipal trabaja entre bambalinas en una ‘Constitución Democrática’ para la ciudad situada no muy lejos del círculo polar ártico. “Con ello se pretende dar cabida a una democracia a largo plazo más participativa en el ámbito local”, dice Unnur Margrét.

Regeneración democrática

Reikiavik no es la única que reivindica una regeneración democrática que implique más a las ciudadanas y ciudadanos en los procesos de toma de decisión. Varias ciudades alrededor del globo –grandes y pequeñas– se han hecho eco de la creciente desconfianza entre los electores y sus representantes en la última década, fruto de la crisis y las consiguientes convulsiones políticas.

En pocos años, el alcalde de Seúl, la capital de Corea del Sur (10 millones de habitantes), ha transformado el papel de la administración pública. “Ahora, en lugar de trabajar para el gobierno, trabajamos para los ciudadanos”, dice Park Won Soon.

Muchos ayuntamientos luchan para conseguir cosas que en otros lugares –por ejemplo en las ciudades, los municipios y los cantones de Suiza – son desde hace tiempo una normalidad: los derechos de participar directamente en las decisiones políticas.

Entre ellos figura la posibilidad de que las autoridades incluyan en la agenda política propuestas que presentan los ciudadanos a través del instrumento de la iniciativa popular o incluso las sometan a votación popular.

Es más, gracias al derecho de referéndum, los ciudadanos pueden cuestionar las decisiones de sus representantes políticos y, llegado el caso, someterlas al veredicto de las urnas.

Los poderes centrales se oponen

En muchos países, las iniciativas para construir un marco jurídico que propicie una mayor participación ciudadana en el ámbito local han desembocado en conflictos con los órganos judiciales. Ha ocurrido en Donostia/San Sebastián, sede este año del Foro Global sobre Democracia Directa.

Hace unos meses, la más alta instancia judicial del País Vasco declaró nulo el reglamento municipal de participación ciudadana. Significa que la consulta popular, convocada para febrero próximo en San Sebastián, para saber si los donostiarras quieren o no que se destinen recursos públicos a los festejos taurinos, no puede celebrarse.

Convencido de que el ámbito municipal es la piedra angular de una democracia viva y mientras busca una salida a esta maraña político-judicial, el Ayuntamiento de Donostia ha invitado a expertos de más de 30 países a la sexta edición del Foro Global sobre Democracia Directa Moderna.

La conferencia mundial en la Capital Europea de la Cultura 2016 contará con participantes de Suiza que hablarán de su dilatada experiencia en la práctica de la democracia local. Entre ellos, el politólogo Andreas Gross, uno de los expertos internacionales más renombrados.

Desde hace años, instituciones pequeñas como el Polit-Forum Käfigturm de Berna generan admiración y son una fuente de inspiración para seguir el ejemplo, incluso en Asia.

Legitimación democrática

Simultáneamente, en muchas ciudades del mundo en las que los mecanismos de democracia directa son hasta ahora más limitados que en Suiza, han desarrollado nuevas formas de participación ciudadana.

Foro Global sobre Democracia Directa

La 6ª edición de la cumbre de la democracia directa tiene lugar del 16 al 19 de noviembre de 2016 en San Sebastián (Donostia). Reúne a cerca de 200 participantes de más de 30 países: políticos, miembros de la administración pública, académicos, así como representantes de los medios y oenegés.

Los tres temas principales son: 1) Las ciudades como ‘motores’ de la democracia local. 2) La función de los medios en la democracia directa. 3) La polémica en torno al futuro de la democracia directa tras el referéndum del ‘Brexit’. El Foro pone énfasis en la vivencia práctica de la democracia: los debates y los talleres tienen un lugar destacado en el programa.

#DearDemocracy, la plataforma de swissinfo.ch sobre democracia directa (en diez idiomas), es medio asociado del Foro. Un grupo de periodistas les mantendremos informados desde San Sebastián a través de un blogFacebook y Twitter.

Por ejemplo, el ayuntamiento de la capital austriaca se ha comprometido a dialogar con los ciudadanos (Bürgerdialog) sobre los proyectos de urbanización de envergadura, dice Maria Bassilakou.

La teniente de alcalde y concejala de Participación del Ayuntamiento de Viena, hablará en el Foro de Donostia de su experiencia con esta nueva forma de participación ciudadana.

Los representantes del ‘land’ alemán de Baden-Württemberg explicarán su labor para ampliar las opciones de participación ‘desde abajo’ en la vida local.

“En nuestro portal en internet los concejales y los ciudadanos pueden informarse, hacer comentarios y participar”, destaca Fabian Reidinger, responsable de Participación en la Administración regional de Baden-Württemberg. Fabian Reidinger acudirá al Foro Global para relatar sus experiencias.

La ciudad como foco y motor de una democracia “más participativa” será objeto de debate en mesas redondas, coloquios y talleres durante la conferencia de cuatro días.

Otro tema serán las recientes iniciativas que han estrenado Barcelona, Madrid y Los Ángeles para acortar la distancia entre los políticos y los ciudadanos. Estas metrópolis prueban nuevas vías de participación, como los foros vecinales o los presupuestos participativos.

Y como los poderes del Estado no siempre ven con buenos ojos que los municipios tomen la iniciativa, como San Sebastián, las ciudades democráticas quieren potenciar el trabajo en red allende las fronteras nacionales con el fin de divulgar las ‘mejores prácticas’ y aprender así las unas de las otras.

El Consejo de Europa, en Estrasburgo, ha dado un primer paso en esta dirección y ha fundado la Alianza de Participación Ciudadana, a la que por el momento se han sumado 16 ciudades de 13 países.


Traducción del alemán: Belén Couceiro, swissinfo.ch

×