Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Democracia directa


Cómo funciona el compromiso “a la suiza”







 Otros idiomas: 4  Idiomas: 4
Los servicios psiquiátricos ambulatorios infantiles de Basilea debían haberse mudado a este sitio, pero tras el compromiso alcanzado, permanecerán en el centro de la ciudad. (www.upkbs.ch)

Los servicios psiquiátricos ambulatorios infantiles de Basilea debían haberse mudado a este sitio, pero tras el compromiso alcanzado, permanecerán en el centro de la ciudad.

(www.upkbs.ch)

En Suiza, alcanzar un compromiso forma parte del proceso democrático. En Basilea, un acuerdo entre el Hospital Psiquiátrico y los psicoterapeutas evitó que se decidiera en las urnas dónde situar los servicios para niños y jóvenes.

En 2012, les Clínicas Universitarias de Psiquiatría de Basilea (CUP) decidió centralizar sus servicios para niños y jóvenes en un solo establecimiento, al lado del servicio de psiquiatría para adultos, a las afueras de la ciudad.

Hasta entonces, estas prestaciones se ofrecían en siete lugares distintos en el centro de Basilea.

“Estaba claro que no lo permitiríamos”, indica Peter Schwob, presidente de la Asociación de Psicoterapeutas de Basilea, al argumentar que no era conveniente hacer esa “amalgama” entre los servicios para adultos y los destinados a los menores de edad. Sin embargo, estaba de acuerdo en mejorar las condiciones de la infraestructura para los servicios ambulatorios.

Tras constatar que todos los caminos estaban cerrados para alcanzar un acuerdo, la asociación decidió lanzar una iniciativa popular cantonal para que el asunto se decidiera por voto ciudadano.

De qué se trataba la iniciativa

La iniciativa cantonal ‘Un sitio en el corazón de la ciudad para la psiquiatría para niños y jóvenes’ proponía que los servicios concernidos permanecieran separados de los servicios para adultos, en un lugar cercano al Hospital Universitario Infantil.

En Basilea-Ciudad es necesario reunir 3 000 firmas para someter a votación la adopción, modificación o abrogación de una disposición constitucional o legal o de una decisión del parlamento cantonal. La iniciativa de Schwob y sus colegas fue firmada por 3 470 ciudadanos y presentada el 14 de septiembre de 2014.

(Fuentes: Gobierno de Basilea-Ciudad, comité de la iniciativa)

En septiembre de 2014, la iniciativa fue presentada con el respaldo de las firmas necesarias, más de 3 000. Sin propuesta alternativa por parte del Ejecutivo o el Legislativo locales, era evidente que el asunto sería evaluado en las urnas.

Compromiso sorpresa

Pero la iniciativa fue retirada en marzo pasado. El Departamento Cantonal de Salud, el Grupo de Clínicas Psiquiátricas Universitarias y el propio comité de la iniciativa alcanzaron un compromiso: Los servicios ambulatorios permanecerán en la ciudad, en un nuevo local, mientras que los servicios hospitalarios y de investigación se mudarán a la zona de las Clínicas Psiquiátricas Universitarias (CUP).

Anne Lévy, directora de las CUP, indica que alcanzar este compromiso fue importante por la estrecha relación que su institución tiene con los psicoterapeutas. “Es una solución buena para todos. Y podremos construir el nuevo hospital psiquiátrico infantil cerca del centro para adultos. Estarán en el mismo espacio. También es conveniente para nosotros dejar los servicios ambulatorios en el centro de la ciudad”.

Por su parte, Peter Schwob indica: “No obtuvimos todo lo deseado, pero logramos un compromiso satisfactorio para todos”.

Las ventajas

La solución presenta otras ventajas. Marco Greiner, portavoz del gobierno cantonal, recuerda que una campaña para la votación de la iniciativa, además de costosa, habría representado una carga para ambas partes y desviado la atención de lo esencial: el bienestar de los jóvenes pacientes.

“El compromiso forma parte del proceso político. Con frecuencia, la gente lanza iniciativas radicales con la idea de provocar un acuerdo. Si no lo obtienen, no retiran su iniciativa, y los ciudadanos deciden entre la iniciativa o el contraproyecto del Gobierno o del Parlamento”, explica Greiner.

Pero el portavoz del cantón de Basilea-Ciudad recuerda que “un compromiso es menos común que un contraproyecto. En el último quinquenio, 12 iniciativas populares fueron retiradas, sobre todo porque las autoridades propusieron un contraproyecto”.

No hay cifras sobre el total de iniciativas retiradas a nivel local o cantonal en Suiza. A escala federal, Georg Lutz, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Lausana, indica que han sido alrededor del 30% de las iniciativas presentadas desde que existe esta herramienta (1891).

Lutz agrega que, en estos casos, la iniciativa “se vuelve un útil indirecto de la legislación, destinado a hacer presión en el sistema político representativo para reconocer una problemática y darle una solución”.

Según el politólogo, puede ocurrir que los promotores de una iniciativa prefieran retirarla, pues la campaña previa a la votación cuesta mucho y, además, hay el riesgo de que no sea aprobada.

Lecciones aprendidas

Para Anne Lévy, la lección de esta experiencia es lo positivo que resulta “hablar con las contrapartes y encontrar soluciones efectivas. Esto es posible cuando cada grupo tiene una idea clara de lo que quiere y cuando está dispuesto a hace concesiones”.

Ahora las Clínicas Psiquiátricas Universitarias (CPU) deben encontrar un lugar para establecer los servicios ambulatorios y adaptar el proyecto inicial del hospital fusionado.

Por su lado, el comité de la iniciativa ya se ha disuelto pero, evidentemente, la asociación sigue en pie. Peter Schwob reembolsó todos los donativos recibidos para sostener la campaña previa a la votación. Además, un equipo se encarga de observar los pasos de la CPU para crear la nueva clínica ambulatoria.

Y si tuviera que volver a defender los intereses de la asociación con una iniciativa, ¿lo haría? “Sí, seguro. Con toda la gente comprometida rebasamos las barreras profesionales y organizacionales. Pudimos formular juntos nuestros objetivos. Un asunto muy positivo”.

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook


Adaptación: Patricia Islas, swissinfo.ch

×