Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Fiesta Nacional de Suiza 1 de agosto


Guillermo Tell y la Estatua de la Libertad, unidos por los valores fundamentales







El héroe nacional suizo Guillermo Tell y su hijo Walter celebran el 1 de agosto con más de 80 invitados en una pequeña isla frente a Nueva York, a unos 28 kilómetros de distancia de la Estatua de la Libertad (Fotomontaje). (zVg)

El héroe nacional suizo Guillermo Tell y su hijo Walter celebran el 1 de agosto con más de 80 invitados en una pequeña isla frente a Nueva York, a unos 28 kilómetros de distancia de la Estatua de la Libertad (Fotomontaje).

(zVg)

No mueve montañas, pero transforma cumbres como el Cervino o el Jungfrau en enormes banderas suizas de roca y hielo. Este 1 de agosto, con motivo de la Fiesta Nacional de Suiza, Gerry Hofstetter invita al héroe nacional Guillermo Tell a un viaje a Nueva York. El artista zuriqués de 54 años reúne a Guillermo Tell, su hijo Walter y la Estatua de la Libertad en “una familia reconstruida’, que representa la libertad y la independencia como valores fundamentales de la humanidad”.

Gerry Hofstetter establece una clara diferencia entre el mito y la realidad. “No, Guillermo Tell no disparó contra una pequeña manzana, sino que ahora viaja por la Gran Manzana”.

Repúblicas hermanas

El de Gerry Hofstetter es un proyecto en nombre de la amistad entre Suiza y Estados Unidos. Se suele definir a los dos países como “repúblicas hermanas” porque se inspiraron mutuamente al redactar sus Constituciones respectivas (1776 la de Estados Unidos y 1848 la de Suiza).

El artista de Zúrich es conocido por sus gigantescos espectáculos de luces. En 2005 y en 2012 proyectó una inmensa bandera suiza sobre el Cervino y el Jungfrau, que con sus 4 000 metros de altitud es la reina de los Alpes berneses. En 2012 proyectó una imagen del Titanic, en tamaño natural, sobre un iceberg del Ártico.

Concretamente, por la ‘Rat Island’, una pequeña isla rocosa en el barrio del Bronx y, además, la única isla privada de la ciudad de Nueva York. Sus propietarios, dos expatriados suizos, han contribuido de modo decisivo a que el proyecto de Gerry Hofstetter viera la luz.

El monumento original en memoria de Guillermo Tell, una escultura de bronce, se halla en Altdorf, en el cantón de Uri. Representa al héroe barbudo de la libertad, con la ballesta al hombro y el brazo en torno a su hijo Walter para protegerle.

La fiel copia de Gerry Hofstetter tiene el mismo tamaño que la escultura original, de cuatro metros de altura, pero está construida en polyester y resina sintética.

Este domingo, 31 de agosto, Gerry Hofstetter, sus dos anfitriones y 80 invitados, acompañados de una banda musical de expatriados suizos, se embarcan rumbo a la isla para la presentación oficial de su Guillermo Tell.

El derecho a la libertad y la independencia

Con esta iniciativa, Gerry Hofstetter quiere reavivar el recuerdo de lo que representa Guillermo Tell: la lucha por el derecho a la libertad y la independencia. “Su fe en esos valores le convierten en un personaje iluminado, una figura con un fuerte valor simbólico”.

El héroe legendario de Suiza, destaca Gerry Hofstetter, “no es el inventor de la democracia, sino más bien su inspirador. La democracia la inventaron los americanos. Nosotros, los suizos la retomamos y mejoramos”.

Y hay otro aspecto importante para el artista: Guillermo Tell no comparece en la Gran Manzana como político. “Apoya a la Estatua de la Libertad y juntos promueven y refuerzan los derechos humanos como valores fundamentales de la humanidad”.

Gerry Hofstetter no puede abrazar a su ‘familia reconstruida’ al completo. Una distancia de 28 kilómetros separa a Guillermo Tell y su hijo de la Estatua de la Libertad. Pero ambos están posicionados de manera que puedan vera desde lejos la Estatua de la Libertad.

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook



Traducción del alemán: Belén Couceiro, swissinfo.ch

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×