Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

‘Contra la inmigración masiva’


El voto del descontento puede ser determinante




A diez días de la votación, resulta imposible prever si la iniciativa 'contra la inmigración masiva' triunfará en las urnas. (Keystone)

A diez días de la votación, resulta imposible prever si la iniciativa 'contra la inmigración masiva' triunfará en las urnas.

(Keystone)

El segundo sondeo sobre intención de voto arroja resultados sorprendentes: los partidarios de la iniciativa ‘contra la migración masiva’ ganan un 6% respecto al sondeo precedente. Los detractores aún son mayoría, pero los “ciudadanos descontentos” podrían inclinar la balanza el 9 de febrero.

La movilización registrada en la derecha del espectro político ha sido “drástica”, afirma el politólogo Claude Longchamp al ilustrar los resultados del segundo sondeo que ha realizado el instituto gfs.bern por encargo del ente público SRG SSR, el último antes de la cita en las urnas del 9 de febrero.

El número de personas encuestadas que dicen respaldar la iniciativa de la Unión Democrática del Centro (UDC, derecha conservadora) ha pasado del 37 al 43%, mientras que el de los detractores se ha reducido al 50% (-5%). No se trata de un “cambio pronunciado” ni fuera de la norma, ya que es habitual que el grupo de los detractores aumente durante la campaña previa a la votación.

La iniciativa exige la introducción de contingentes para todas las categorías de extranjeros y cuestiona la libre circulación de personas con la Unión Europea (UE). Los adversarios destacan que, de aprobarse en las urnas, peligran los acuerdos bilaterales entre Suiza y la UE.

Sorprende que una gran parte de los encuestados que manifiestan su desconfianza hacia el Gobierno afirmen que acudirán a votar. “La campaña ha hecho mella en los ciudadanos descontentos que ahora quieren pronunciarse”, explica Longchamp.

Según el politólogo, es una reacción típica en una campaña populista, “que recaba e instrumentaliza el descontento, los resentimientos, los miedos, las esperanzas y los conflictos que se manifiestan en la relación entre la élite y el pueblo. Y lo hace apelando a las emociones y formulando soluciones simplistas”.

Las campañas de partidarios y detractores suelen ser “virulentas”, señala Longchamp. Cada día aparecen nuevos afiches y anuncios que “acaparan la atención de los medios”.

Mayoría tesinesa

Si se analizan más detenidamente los resultados, saltan a la vista las diferencias entre las regiones lingüísticas. En la parte de expresión italiana, más de la mitad (54%) de los encuestados respaldan la iniciativa, frente al 34% que dicen rechazarla.

En las regiones de habla alemana y francesa, los adversarios son aún mayoría, aunque su número ha disminuido con respecto al primer sondeo.

El sondeo sobre intención de voto confirma, además, la idea de que la iniciativa gana más adeptos en las zonas rurales que en los centros urbanos, y entre los ciudadanos con formación elemental o mediana en relación los que tienen estudios superiores.

Pronóstico imposible

El sondeo, puntualiza Claude Longchamp, refleja simplemente la situación a casi tres semanas de la votación, pero no permite emitir un pronóstico sobre el resultado del escrutinio. El grado de movilización de los diferentes bandos políticos determinará el veredicto de las urnas.

De hecho, la UDC no ha “conseguido una adhesión masiva del centro y de la izquierda”, según el politólogo. La iniciativa sigue siendo una propuesta exclusivamente de la UDC. El sondeo muestra que la idea de limitar la inmigración cuenta con simpatizantes en otros partidos, pero que no quieren pronunciarse en las urnas.

Es por ello que en las últimas semanas, la UDC se ha dirigido a los “ciudadanos descontentos” con la intención de movilizarlos. Y la campaña ha sido efectiva, anota Claude Longchamp. En esta franja de la población, los partidarios de la iniciativa han pasado del 34% en el primer sondeo al 49% actual.

‘Sí’ a la financiación ferroviaria

Esta movilización podría cosechar también votos entre los ciudadanos que se oponen al decreto sobre la financiación y ampliación de la infraestructura ferroviaria (FAIF), sostiene Longchamp. En efecto, el sondeo revela que los encuestados que dicen no confiar en el Gobierno también están en contra del proyecto FAIF.

En este asunto, el resultado de la votación parece claro. La proporción de partidarios de destinar este paquete por valor de 6.400 millones de francos a la vía férrea se mantiene estable en el 56%, como en el primer sondeo. Los adversarios han alcanzado el 28% (+1%). Y los indecisos constituyen el 16% de los encuestados.

Un porcentaje que la politóloga Martina Imfeld califica de “sorprendente” y que “hace difícil prever el desenlace final de la votación”. No obstante, con base en los resultados de los dos sondeos, el instituto gfs.bern espera que el 9 de febrero triunfe el .

Llama la atención la elevadísima aceptación del FAIF en la Suiza de expresión italiana, donde cuenta con un 73% de votos favorables. “El Tesino es un cantón beneficiado por este proyecto”, comenta Imfeld.

Sondeo

El instituto gfs.bern llevó a cabo el sondeo entre el 20 y el 25 de enero por encargo del ente público SRG SSR.

Se basa en un muestreo de 1.420 personas encuestadas por teléfono en todas las regiones del país y tiene carácter representativo.

No incluye a los suizos residentes en el extranjero, cuyas coordenadas las autoridades no ponen a disposición por razones de protección de datos.

El margen de error del sondeo es de +/- 2,7 puntos porcentuales.

Financiación del aborto: un claro 'no'

En cuanto a la iniciativa popular la financiación del aborto es un asunto privado, en cambio, se perfila un claro rechazo popular, según el sondeo. Las proporciones prácticamente no han variado en las últimas tres semanas. Los partidarios de la propuesta -que quiere excluir la interrupción voluntaria del embarazo de las prestaciones reembolsadas por el seguro médico básico, obligatorio en Suiza-, han ganado un punto para situarse en el 36%. El número de detractores se mantiene estable en el 58%.

No nos sorprende, dice la politóloga. Las opiniones sobre este tema estaban formadas mucho antes de lanzarse la iniciativa. Desde 2002, el aborto es legal en Suiza y su despenalización fue aprobada por una abrumadora mayoría de votos.


(Traducción y adaptación del alemán: Belén Couceiro, swissinfo.ch



Enlaces

×