Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

¿Es Suiza realmente un país de ricos?


Suiza no es un país de ricos, aunque se gana en promedio un 45% más que en la Unión Europea. (Keystone)

Suiza no es un país de ricos, aunque se gana en promedio un 45% más que en la Unión Europea.

(Keystone)

El mito se desvanece ante la evidencia estadística. Es cierto que los suizos ganan en promedio un 45% más que los vecinos de la Unión Europea. Sin embargo, los contrastes conquistan cada vez más terreno.

En comunas como Chandolin, en el cantón Valais, la población percibe menos de 1.700 francos suizos mensuales, insuficientes para pagar el alquiler de una vivienda media. ¿Vestido y sustento? No alcanza para ello.

Zúrich y Ginebra son, en ese orden de importancia, las dos ciudades mejor pagadas del mundo, seguidas de Oslo, Dublín y Luxemburgo, según cifras del UBS de 2009.

Los datos forman parte del estudio ‘Precios y Salarios’, publicación que se ha convertido en clásico bienal en el mundo económico porque revela qué ciudades son las mejor remuneradas del mundo, pero también aquellas en las que el dinero alcanza para más.

Así, queda claro que los suizos ganan dos veces más que los españoles y seis veces más que los latinoamericanos. Pero las cifras muestran también que están llenas de espejismos.

Por ejemplo, aunque Zúrich sea la ciudad mejor pagada del mundo es también la más cara, y hay homólogas en Europa donde, con menos ingreso, se vive mejor.

Contrastes suizos

¿Cuánto ganan los suizos?, es la pregunta obligada.

El 10% más pobre de la población percibe alrededor de 2.000 francos suizos mensuales (unos 24.600 francos suizos anuales).

En contrapartida, el 10% más rico en Suiza gana una media de 8.500 francos mensuales (111.700 francos anuales), según concluye el Ministerio suizo de Finanzas en el trabajo ‘Repartición de los Ingresos en Suiza: Hechos y tendencias’.

Publicado por Rudi Peters el pasado viernes (26.02.), experto en economía política de la División de Estudios del Ministerio de Finanzas, el trabajo da cuenta de una acentuada inequidad.

La comuna más pobre de Suiza lleva por nombre Chandolin y se ubica en el cantón Valais (sur de los Alpes). En ella, los trabajadores disponen de un ingreso anual promedio de 20.980 francos suizos, es decir, menos de 1.700 francos al mes.

Un sueldo que permitiría vivir dignamente a una persona en Latinoamérica, África o Asia, pero que en Suiza no alcanza siquiera para pagar el alquiler de una vivienda mediana.

Chandolin es uno de los poblados más altos de Europa (2.000 m), mezcla de turismo y vida rústica. En verano vive del turismo nacional y en invierno de los deportes ligados a la nieve.

Entre las comunas más pobres de Suiza figuran también: Campello (22.635 francos suizos anuales por trabajador); Bellwald (24.005 francos); Saint Luc (24.251 francos); y Surcuolm (25.761 francos).

Comunas adineradas...

En el extremo opuesto existen comunas cuyos habitantes registran ingresos muy por encima del promedio helvético y europeo. Y Vaux-sur-Morges (Vaud) es la más destacada, con percepciones anuales de 338.779 francos suizos por contribuyente.

El cantón de Vaud es conocido en Suiza por su actividad industrial (Nestlé opera desde Vevey) y por ser una activa región productora de vinos y relojes. Paradójicamente, no es ninguna de estas actividades la que explica su prosperidad.

Entrevistado por swissinfo.ch vía telefónica, Philippe Sutter, presidente municipal de Vaux-sur-Morges, confirma que no es una empresa o rama productiva la que explica la abundancia de su comuna.

“Se trata de un solo contribuyente que tiene su domicilio aquí”, refiere. ¿Cuál es su nombre? Y la respuesta es lacónica: “No tenemos derecho a decirlo. Es información privada”.

Vaux-sur-Morges ha sido, no obstante, resguardo de fortunas como la de Alain Prost. El corredor francés de Fórmula 1 vivió aquí a partir de los años 80 y durante prácticamente dos décadas.

El suizo de a pie

De acuerdo con el trabajo publicado por Peters, en 2006 había una fuerza productiva activa de 3,5 millones de personas que generó riqueza por 240.000 millones de francos suizos ese año.

Sobre esta base de recursos, el fisco calculó los impuestos que debía cobrar ese año. Cabe señalar que el Ministerio de Finanzas toma como base para la investigación el año 2006, porque luego destina tres años a procesar la investigación a detalle antes de publicarla.

Y aunque de acuerdo con los datos citados Vaud posee la comuna más rica de Suiza, es el cantón de Zug el que, como conjunto, registra a los contribuyentes más adinerados con ingresos anuales del orden de los 100.721 francos suizos por persona.

El cantón de Valais se encuentra en la situación opuesta con ingresos promedio de 53,213 francos suizos por habitante activo.

Lo más inquietante del cuadro que ofrece el trabajo realizado por el Ministerio es que en el cantón del Valais, el 10% de la población más pobre percibe apenas 8.000 francos suizos anuales, es decir, ni siquiera 700 francos al mes, lo que los inscribe en el umbral de pobreza.

¿Y cuánto gana el ciudadano de a pie, el promedio de Suiza? Según la evidencia estadística, un salario de 5.700 francos, y como consecuencia, acumula una riqueza anual de 68.034 francos, suficientes para solventar sus requerimientos de techo, vestido y sustento en general.

Pero en Suiza ser rico no es la premisa de todos los días.

Andrea Ornelas, swissinfo.ch

FRENO SALARIAL

En Suiza, las remuneraciones salariales variables, conocidas en el mundo como ‘bonos’ son otro de los factores que generan grandes contrastes en las percepciones de la población activa.

Privilegio de los ejecutivos de alto nivel tanto en la industria como en el sector financiero, los bonos permiten a los directivos duplicar e incluso triplicar su salario.

Y estructuras como la Fundación Ethos trabajan desde hace un quinquenio para evitar y corregir la discrecionalidad en los sueldos.

Durante la más reciente asamblea anual de Novartis (26.02), Ethos consiguió limitar la remuneración de Daniel Vasella, presidente de Novartis y uno de los directivos mejor pagados de Europa.

Con más del 98% de los votos a favor –sustentados por los pequeños inversionistas-, se logró que Vasella abandone el cargo de director general que compaginaba con la presidencia. Esto implicará gozar de un generoso salario fijo, pero prescindir de las remuneraciones variables de las que disponía.

El monto de su salario es de carácter privado, pero se presume que supera los 4 millones de francos suizos anuales.

DATOS CLAVE

De acuerdo con el UBS, un empleado debe trabajar para comprar un kilo de pan: Londres (10 minutos), Zúrich (12 minutos), Ginebra (13 minutos), París (22 minutos), Madrid (21 minutos), Buenos Aires (36 minutos), Santiago de Chile (37 minutos), México (77 minutos).

Para comprar una hamburguesa (Bic Mac): Tokio (12 minutos), Toronto (12 minutos), Zúrich (15 minutos), NY (14 minutos), Ginebra (17 minutos), París (17 minutos), Madrid (20 minutos).

Para adquirir un Ipod enano: Zúrich (9 horas), Ginebra (10 horas), Madrid (15,5 horas), Buenos Aires (99 horas), México (95 horas), Nueva Delhi (122,5 horas).



Enlaces

×