Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"España no es dueña de su propio destino"

Mariano Rajoy reconoció el domingo que "no habrá milagros" para salir de la crisis.

(Keystone)

El Partido Popular (PP) cosechó el pasado domingo su más grande victoria electoral en tres décadas. Pero no hay espacio para festejos. El futuro gobierno de Mariano Rajoy sabe que toma en las manos una potencial bomba de tiempo.

Dos expertos, Roberto Scholtes y Sergio Rossi, analizan para swissinfo.ch los retos que enfrenta la cuarta economía más importante de la zona euro.

España entrará nuevamente en recesión en 2012, el acceso a la financiación internacional se complica y el desempleo no cede. Las reformas por venir serán claramente impopulares, pero pueden explorarse caminos alternativos.

Roberto Scholtes, director de Estrategia del UBS en España, y Sergio Rossi, catedrático en Macroeconomía y Economía Monetaria de la Universidad de Friburgo, analizan para swissinfo.ch la difícil situación que atraviesa la economía española.

swissinfo.ch: El ‘despegue’ del gobierno del PP será complejo ¿Cómo vislumbra los próximos 12 meses para España?

Sergio Rossi: La situación es dramática para el nuevo Ejecutivo. Las condiciones de financiación para el gobierno se complican. Las cajas de ahorro aún están en proceso de saneamiento, y la tasa de desempleo es muy alta en el país, especialmente entre los más jóvenes.

Las medidas que tomará el nuevo gobierno serán impopulares y probablemente derivarán en nuevas protestas sociales.

swissinfo.ch: Está claro que el gobierno de Mariano Rajoy no tendrá derecho a una ‘luna de miel’ con sus electores. ¿Cuáles son las primeras acciones que debemos esperar en el ámbito económico?

Roberto Scholtes: Fluyen fuertes presiones por parte de los mercados, lo que hace acuciante la necesidad de recuperar la confianza y de poner en marcha las reformas económicas más importantes. Por el contacto que tenemos con personajes clave del PP y con think-tanks creemos que el nuevo gobierno trabajará en este sentido y es previsible que antes de las Navidades presente un primer Real Decreto-Ley con las medidas más relevantes (con aprobación parlamentaria expost).

swissinfo.ch: Los mercados no fueron generosos con el triunfo del PP. Este lunes la prima de riesgo aumentó para España (los títulos con vencimiento a 2021 cotizan al 6,53%) y la Bolsa cayó. ¿No están convencidos con el cambio?

Roberto Scholtes: Más bien, los mercados aguardan las medidas que tomará el nuevo Ejecutivo. Pero no debemos olvidar que Italia y Grecia también viven procesos de ajuste.

En el presente, las primas de riesgo ya no dependen solo de las noticias que genera un país o de sus decisiones individuales. El problema es europeo. Por el momento, ni España ni sus vecinos europeos son dueños de su propio destino.

Pero hay que ver el todo. Es verdad que la financiación se encarece para España. La semana pasada, el tipo de interés para financiarse a 10 años subió al 7%, un nivel a partir del cual Grecia, Portugal o Irlanda comenzaron a experimentar problemas importantes para financiarse. Pero también hay que evaluar durante cuánto tiempo suben las tasas.

Si la situación dura solo unos meses, España no se verá especialmente afectada por ello.

swissinfo.ch: Desde la trinchera de la población, la principal asignatura pendiente para el nuevo gobierno es el desempleo. ¿Qué puntos debe considerar la reforma laboral prevista para que sea exitosa?

Roberto Scholtes: Debe reducir la dualidad que existe entre los trabajadores con contrato fijo y los interinos. Los empleados temporales acceden difícilmente a formaciones y esto es dañino para sus niveles de productividad, y para los del país. Las empresas deben recibir incentivos para contratar personal de este tipo. Y también deben revisarse los convenios colectivos de trabajo para hacerlos más flexibles y cercanos a las necesidades reales de las empresas.

swissinfo.ch: Las prioridades de Bruselas son otras y Madrid no avanza al ritmo deseado. Este 2011 España no alcanzará el déficit público del 6% que prometió. ¿Qué nuevas medidas de austeridad observaremos?

Sergio Rossi: Seguramente el gobierno español reducirá el gasto público en algunos programas sociales (como fondos para el desempleo o ayudas para las familias). Y veremos la propuesta de una reforma a las pensiones para aumentar la edad de jubilación.

También sería previsible un incremento en la carga tributaria, especialmente del IVA, y quizás el gobierno de Madrid transfiera a las comunidades autónomas algunas responsabilidades para reducir el gasto central.

Probablemente se congelarán proyectos de inversión pública en áreas como la salud, el transporte, la educación y se privatizarán algunas empresas públicas para reducir la deuda y el déficit públicos.

swissinfo.ch: Pero aplicar una ortodoxia fiscal sin concesiones en una economía en recesión puede ser muy riesgoso. ¿España necesita ortodoxia a ultranza o sentido común entre los políticos? Y si la respuesta es una mezcla, ¿dónde se halla el punto de equilibrio?

Roberto Scholtes: El punto de equilibrio sería aquel en donde se logra reducir la prima de riesgo de forma convincente –para facilitar la financiación del Estado en los mercados–, pero sin provocar una mayor depresión económica.

Sergio Rossi: Creo que el gobierno debería también explorar escenarios alternos como diseñar una serie de medidas para reactivar la demanda interna. Un primer paso sería negociar con sus acreedores extranjeros, como los bancos franceses o alemanes que poseen papel del sector público español, una recalendarización de las deudas para llevar sus vencimientos más allá de 2015 y renegociar también las tasas de interés a pagar.

Esto permitirá al gobierno español cierto margen de maniobra doméstico y la puesta en marcha de un programa de gasto público orientado hacia la inversión productiva. Esto tendría un efecto positivo sobre el empleo nacional, y sobre la situación económica general del país.

swissinfo.ch: La fuerza de los ‘indignados, así como los casi dos millones de votos nulos o en blanco del domingo, evidencian que muchos españoles no se sienten representados ni por la derecha ni por la izquierda. ¿Qué podemos esperar en materia de manifestaciones sociales?

Sergio Rossi: Las decisiones que tome el gobierno serán impopulares y deberá ponerlas en marcha lo antes posible, esto seguramente aumentará las protestas sociales. Desgraciadamente, una dinámica en espiral que afectará a su vez el desempeño de la economía ibérica más allá del próximo año.

Roberto Scholtes: Las medidas van a generar más descontento entre la población. Pero se requieren dichas acciones para que la economía se estabilice y el crédito vuelva a fluir.

La apuesta de España debe ser a mediano y no a corto plazo. Si consigue sus objetivos, el desempleo comenzará a ceder en 2013. Por ello, aunque la medicina va a causar dolor, las reformas son necesarias.

Retos económicos

Desempleo. Afecta al 21,5% de la población de entre 16 y 64 años es decir, a 5 millones de personas.

Crecimiento. La economía entrará en una nueva recesión en 2012, cuando el PIB caerá 0,8%, para recuperar ritmo y crecer un 0,4% en 2013, estima UBS.

Déficit público. Madrid alcanzó una cima de déficit público de 11,1% en 2009, que redujo a 9,3% en 2010. En 2011, el gobierno se fijó como meta un déficit del 6% que no cumplirá.

Madrid ofreció a Bruselas lograr un déficit del 4,4% en 2012, y conseguir el esperado 3% para 2013. Esto implicará recortar gasto por al menos 20.000 millones de euros el año próximo.

Deuda. Los pasivos del gobierno español equivalen al 65% del PIB en 2011. Pero las familias y las empresas acumulan deudas por 90% y 205% del PIB, respectivamente.

Vencimientos. El riesgo de los abultados pasivos es que España deberá honrar vencimientos de deudapor más de 300.000 millones de euros en 2012.

Un tercio de ellos pertenecen al gobierno, el resto al sector privado; y no es claro que tendrá acceso a los mercados para refinanciarse sin contratiempos.

Fin del recuadro

Contexto

España vivió unboom en los años 90, basado en el dinamismo de la construcción y en el endeudamiento del gobierno y los ciudadanos.

La burbuja inmobiliaria española explotó a finales de 2007. Esto, sumado a bajos niveles de productividad y un entorno internacional complejo, detonó la crisis y recesión.

Hoy, uno de cada cinco españoles en edad de trabajar está en paro. Al desempleo se suma a una crisis de deuda y del sector financiero que desembocaron en unas elecciones generales anticipadas.

El domingo (20.11), el conservador Partido Popular (PP) cosechó 44,6% de votos, frente al 28,7% de sufragios para el Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

De los 350 escaños en el Congreso, 186 son para el PP, 110 para el PSOE y el resto para otras agrupaciones, lo que facilitará la aprobación de reformas.

Más de 24 millones de españoles acudieron a las urnas, pero 2 millones emitieron un voto nulo o en blanco.

Mariano Rajoy estima que su gobierno estará conformado antes de la Nochebuena para anunciar su primer paquete de medidas económicas.

Seis países han decidido anticipar elecciones como resultado de la crisis y sus secuelas: Irlanda, Portugal, España, Eslovenia, Grecia, Eslovaquia. Y previsiblemente Italia también lo hará.

Fin del recuadro

swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes