Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

#LavidaenSuiza “A amamantar se aprende”

Bebé mamando.

La semana mundial de la lactancia se celebra en más de 120 países del 1 al 7 de agosto. En Suiza, en cambio, es la semana 38 del calendario.

(Keystone)

Testimonio de una madre que, originaria de un país donde solo uno de cada siete niños es amamantado, comprendió al dar a luz en Suiza que aquí los sustitutos de la leche materna son, en general, el último recurso en las primeras semanas de vida de un bebé.

Vayamos por partes. La Sociedad Suiza de Pediatría y la Sociedad Suiza para la Alimentación recomiendan la lactancia absoluta durante los primeros cuatro a seis meses de vida de un bebé, con posibilidad de iniciar una dieta suplementaria a partir del quinto mes o a más tardar al séptimo mes de vida. Las recomendaciones suizas difieren ligeramente de las de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que desde 2001 defiende la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses y la alimentación complementaria a partir del séptimo mes.

El Estudio Suizo sobre Alimentación Infantil (SWIFS) 2014, realizado por mandato de la Oficina Federal de Salud (OFS) indica que solo 5% de las mujeres no amamantan.

1

gráfico

En los dos meses siguientes el 71% recibe la leche materna y en el tercer y cuarto mes, 62%. Solamente el 40% de los bebes son alimentados de esa manera pasados los seis meses de edad. Una constante que no ha cambiado en los últimos años, constata la OFSEnlace externo.

Alemania, Austria e Italia tienen datos comparables a los de Suiza. Francia, no: la lactancia materna está mal vista en el Hexágono. Desde la década de 1960, se ha considerado allí como una señal de falta de emancipación, un obstáculo para la igualdad de derechos en el lugar de trabajo. Una actitud que se refleja en las cifras: Si el 66% de las francesas dan el seno a sus hijos recién nacidos, tres meses más tarde la cifra es de solamente el 32 %. Un mes más tarde, cuando la mayoría de las madres regresan al trabajo después de un descanso de 16 semanas, la proporción cae por debajo del 10%.

En ese contexto, Suiza destaca especialmente por el hecho de que en todos los hospitales con sección de maternidad existe personal que ayuda a la madre a vivir las primeras horas esenciales para estimular la lactancia, si así lo desea.

“Una oportunidad”

“Para mí, amamantar, saber que puedo hacerlo, que no es una cosa exclusiva de algunas madres mejor dotadas que yo, ha sido un alivio. Parí en Suiza dos hijos. Toda una diferencia con mi primer parto en la Ciudad de México. No quiero generalizar, pero me atrevo a decir que aquí sí se han implementado los esfuerzos por fomentar la lactancia. Lo constato entre mis conocidas”, indica Claudia mientras conversamos en Berna sobre su experiencia al respecto.

“En el hospital de inmediato tuve el apoyo de las parteras para colocarme al bebé sobre el vientre luego de mis dos partos, aun cuando el último fue cesarea. En México no fue así. Y perdí la oportunidad de amamantar a mi primer hijo. No sabía que eran tan importante las primeras horas luego del nacimiento del bebé. Además, mi madre estaba segura de que yo no tendría leche. Me repetía constantemente que ella no tuvo, así que muy probablemente, deducía, yo tampoco. Pero aquí, gracias a la tarea de las parteras he podido amamantar a mis otras dos hijas”.

Como conducir un auto

“Lo que al principio me pareció raro fue que una partera me diera masaje en los pechos, lo entendí después y es que, aunque yo leyera antes del parto sobre la lactancia, no eres capaz de imaginarme todo lo que una especialista hace para ayudarte antes y al momento de la bajada de la leche. La tarea de estas personas es fomentar la lactancia y lo logran”.

Claudia asegura que los problemas relacionados con el amamantamiento llegan semanas después de haber salido del hospital. “En casa nadie observa las posiciones en que la madre alimenta a su hijo y el modo de agarre de la areola, y no solo del pezón, con la boca del bebé. Así empiezan las grietas o una mastitis. A amamantar se aprende, aunque todos creamos que es un proceso natural, como mamíferos que somos. Es como manejar, con la práctica y un instructor a tu lado, funcionará.”

Y usted, ¿qué experiencia ha tenido en el tema? Su comentario nos interesa. 

Semana mundial de la lactancia

Se celebra en más de 120 países del 1 al 7 de agosto, para conmemorar la firma de una declaración conjunta de protección y fomento de la lactancia materna entre la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF. En Suiza, en cambio, se celebra en la semana 38 del calendario; es decir, este 2018 toca del 17 al 23 de septiembre.

En nuestra próxima entrega, entrevista con dos consejeras profesionales en lactancia.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes