Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Perú y África Refinerías de oro suizas niegan abastecimiento ilegal

Extracción ilegal de oro en Perú

La extracción ilegal de oro en la provincia peruana de Madre de Dios ha provocado grandes daños medioambientales y ha generado un impacto negativo sobre las comunidades indígenas.

(Keystone)

Un informe de la oenegé Asociación para los Pueblos Amenazados (STP) acusa a las refinerías suizas de oro Metalor y Pamp de comprar ese metal precioso a proveedores peruanos cuya probidad está en entredicho. Las firmas helvéticas niegan los cargos.

STP presentó, el jueves pasado un estudioEnlace externo que coincide con la inauguración de la reputada feria de relojería y joyería Baselworld. El documento afirma que, muy probablemente, Metalor sigue abasteciéndose de oro extraído ilegalmente en Perú, delito que se vincula además con otras faltas, como la evasión fiscal y los estrasgos medioambientales.

El principal proveedor de la refinería, la compañía exportadora peruana Minerales del Sur (Minersur), surtió a Metalor más de 47 toneladas del metal precioso entre 2012 y 2017. De acuerdo con STP, Minersur solo tiene derecho a vender oro proveniente de la región de Puno. Pese a ello, tiene cuatro concesiones en Huepetuhe, una de las principales minas ilegales de oro de la región de Madre de Dios, de donde podría estar surtiendo a refinerías extranjeras.

STP basa sus acusaciones en el hecho de que Minerasur exporta más oro a Suiza de lo que produce oficialmente en Puno. Lo anterior hace sospechar que Metalor está comprando también oro ilegal de Minerasur que se produce en Madre de Dios.

“No hemos sido contactados por la oenegé. Y no hemos obtenido ni un gramo de oro de Madre de Dios. Todos nuestros cargamentos del Perú son aprobados por las aduanas y por SUNTAT, la autoridad fiscal peruana”, dice a swissinfo.ch José Ramón Camino, cónsul general de Metalor.

Dudoso Dubai

El informe de STP también acusa a las refinerías suizas de aplicar políticas laxas en la importación de metales provenientes de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), un Estado que es considerado por los países africanos como un centro de conflicto en la comercialización de oro. Y, concretamente, STP extiende su dedo flamígero hacia la refinería suiza PAMP, que compra oro a las compañías Kaloti y Al Etihad Gold, basadas en los EAU.

De acuerdo con la oenegé, Kaloti no ha reportado todo el oro que ha comprado a Sudán y Liberia, y añade que, entre 2012 y 2014, también se abasteció de este metal en la conflictiva República Democrática del Congo.

El reporte acusa además a la firma de auditoría Ernst & Young Suiza de haber realizados verificaciones inapropiadas sobre PAMP, permitiendo con ello que el oro de la controversia, proveniente de los Emiratos Árabes Unidos, llegara sin contratiempos a la cadena de suministros de la empresa suiza.

Pamp negó categóricamente las acusaciones y aseguró que nunca ha tenido tratos con refinería alguna de Dubai.

En una respuesta oficial enviada a swissinfo, señaló que había alertado a la STP de su posición en enero de 2018 y que la ONG “deliberadamente diseminó información falsa y calumniosa con la clara intención de manipular a la opinión pública suiza en el contexto de la iniciativa para multinacionales responsables”.


Traducción del inglés: Andrea Ornelas , swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes