Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

"Presentar a René Burri es un honor"


A menos de una semana de su llegada a Buenos Aires, Carla del Ponte hizo su primera aparición pública como nueva embajadora de Suiza en Argentina para presentar la retrospectiva del fotorreportero helvético.

"Él nos convierte en testigos de una realidad que no puede dejarnos indiferentes", aseguró a swissinfo.

Con estilo sobrio y elegante, casi sin maquillaje y con sonrisa relajada, Carla del Ponte, la dama que hasta hace pocas semanas era la fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) y una de las 'mujeres-símbolo' de la lucha contra las mafias y los crímenes de guerra, experimentó el caminar entre fotógrafos y periodistas sin ser protagonista...

Esta vez, la mirada de la prensa estaba posada en su compatriota, el fotógrafo René Burri, testigo y retratista indiscutido de los acontecimientos más relevantes del siglo XX.

Un arte que acerca a la realidad

"Cuando veo las fotos de René Burri me recuerdan inmediatamente las palabras de Susan Sontag, que decía que tomar una fotografía es esencialmente un acto de no intervención. Y eso es verdad para un fotógrafo. Pero cuando vemos estas obras tan fuertes, nos transformamos, sin duda, en testigos de una realidad que no puede dejarnos indiferentes".

Carla del Ponte se refirió así al artista, al tiempo que destacaba que éste era su primer evento cultural en Argentina y aseguraba estar muy feliz con este nuevo desafío.

En conversación con swissinfo, la ex fiscal de La Haya aseguró sentirse honrada de que su primera salida oficial como embajadora de Suiza en Buenos Aires sea para presentar a este compatriota:

"Gracias a estas fotografías podemos sentirnos más cerca de los eventos y de las personalidades que este curioso, incansable y comprometido artista conoció", declaró.

"Naturalmente no siempre es éste el tipo de trabajo que hacemos primordialmente, pero debo decir que me da mucho placer encontrarme personalmente con René Burri, a quien ya conocía de otra ocasión más lejana".

"Debo decir que si mi tarea como embajadora comienza así, soy feliz, porque el contacto con la cultura es importante, sobre todo cuando se trata de la cultura de estos dos países. Yo soy muy curiosa y creo que llegó el tiempo de conocer a fondo la Argentina", afirmó la diplomática.

"Sé que Buenos Aires tiene una activa e interesante vida cultural, y estoy muy complacida de que Suiza esté presente aquí con uno de nuestros más grandes fotógrafos", agregó.

"He leído una vez que se requiere inteligencia, imaginación, riesgo, placer y generosidad, tanto de los artistas como del público, para poder participar en una forma de arte comprometido".

Una inesperada 'cumbre helvética'

No sabemos si cuando René Burri leyó 'Don Segundo Sombra' -la novela rural del escritor argentino Ricardo Güiraldes que lo inspiró para llegar a las pampas a retratar a los gauchos- pudo imaginarse, siquiera por un momento, estar ahora en Buenos Aires presentando su monumental obra ante más de 800 personas y de la mano de una de las tesinesas más famosas y respetadas.

Apenas unos pocos de los cincuenta periodistas presentes en la apertura a los medios notaron que quien tenía el privilegio de caminar junto a Burri en la sala de la exposición era, nada menos, que Carla del Ponte.

Al verla, tampoco ninguno de ellos podía suponer que esa señora amena y serena era quien puso contra la pared primero, y tras las rejas después, a temerarios criminales de guerra.

Lo cierto es que este nuevo rol de embajadora le sienta bien a la ex fiscal de La Haya. Y aunque pide disculpas por "la falta de diplomacia" debido a la inexperiencia, nadie duda de su palabra cuando promete que durante su estadía en Argentina aprenderá los gajes del oficio y el español.

"Este es para mí un cambio de vida enorme, porque pasar de fiscal a embajadora es un cambio muy difícil de imaginar. Pero pienso que puedo alegrarme porque hoy el cambio nos mantiene jóvenes".

swissinfo, Norma Domínguez, Buenos Aires

CARLA DEL PONTE

Nace en 1947 en Bignasco, cantón del Tesino.

Estudia derecho internacional en Berna, Ginebra e Inglaterra.

En 1981 es nombrada fiscal del Tesino y consigue éxitos notables en la lucha contra el lavado de dinero, el crimen organizado y el comercio ilegal de armas.

De 1994 a 1999 es fiscal de Suiza; su trabajo se aprecia, pero también se critica en ocasiones.

En 1999 es nombrada fiscal general del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia por el ex secretario general de la ONU, Kofi Annan; cargo que abandona a finales de 2007.

El 4 de febrero de 2008 llega a Buenos Aires para asumir el cargo de embajadora de Suiza en Argentina.

La inauguración, el 12 de febrero, de la muestra del fotorreportero René Burri es su primera aparición oficial.



Enlaces

×