Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

‘Swiss Community Mexico’ “Devolver a México un poco de lo mucho recibido”

Comité fundador de la Swiss Community Mexico

Comité fundador de la 'Swiss Community Mexico' (de izq. a der.: Christian Michel, Thomas Veeman, Raphael Kappeller, Hans Broder y Jamie Baer.

(SCM)

La relación bilateral entre México y Suiza es de larga data, pero apenas este verano se creó la primera asociación global de suizos en el país latinoamericano. Su meta: abrir las puertas a una comunidad que supera las 8 000 personas para que todas las generaciones aporten lo mejor de sí.

El nacimiento de ‘Swiss Community Mexico (SCM)’, en junio del 2018, exigió poner en la misma fragua una receta poco convencional: dos siglos de reconocimiento y respeto entre dos naciones; siete décadas de relaciones diplomáticas formales; una sólida y rentable comunidad de negocios… y los sueños de un adolescente.

El veinteañero Hans Broder emprendió un viaje iniciático en el ombligo de México que concluyó en el sureste del país. Algo se detonó en su interior, quizás fue el despertar varios días a las tres de la madrugada en la cabaña de una familia de pescadores de Celestún (Yucatán) para acompañarlos a sus labores cotidianas y luego compartir con ellos el placer de las recompensas simples: un desayuno de pescado fresco al amanecer.

O entender al recorrer los caminos que ser hijo de un suizo y de una mexicana entrañaba un compromiso especial: absorber lo mejor de dos culturas para devolverlo multiplicado.

A 10 años de entonces, fue inaugurada hace unos días la ‘Swiss Community Mexico’, una asociación que busca aglutinar al mayor número posible de suizos en México.

Una necesidad desatendida

La presencia de Suiza en México no está en tela de juicio. Más de 800 empresas de todas las tallas operan en territorio azteca generando más de 50 000 empleos fijos. Suiza es, de hecho, el octavo inversor más importante de México.

A lo largo de la historia bilateral han surgido en distintos momentos agrupaciones de corte social como la Asociación Suiza de Socorros o la Asociación de Damas Suizas de México. O empresariales, como la Asociación Empresarial Mexicano SuizaEnlace externo (AEMS), y hace un par de años, la ‘Swiss-Mexican Chamber of Commerce’ (Swisscham). Pero no existía ningún grupo destinado a reunir a toda la comunidad suiza.

Así que Broder y otros cuatro emprendedores suizos -Raphael Kappeler, Thomas Veeman, Christian Michel y Jamie Baer- crearon el comité que da vida a la asociación.

“Decidimos fundar una comunidad que refleje los valor y principios suizos y que fortalezca a la comunidad helvética en México a través de la celebración de actividades culturales y recreativas, pero también tendiendo puentes para nuevos negocios. Había una gran necesidad de algo así, lo hemos confirmado con el entusiasmo con el que fue recibido el proyecto y la buena disposición de los suizos para adherirse a él”, explica a swissinfo.ch Hans Broder, presidente de ‘Swiss Community Mexico’.

Todos ganan

Hans Broder añade que la SCM no desea competir con ninguna institución ya establecida. De hecho, inician trabajos como una filial de la AEMS, presidida actualmente por Alexandre Rodel.

“No tenemos ningún fin lucrativo. Y la estrecha relación con la AEMS es muy importante para nosotros porque sus miembros son muy valiosos. Buscamos una interacción en donde todo mundo gane. Entre los primeros miembros hay profesionistas activos en el mercado mexicano, miembros de multinacionales suizas y emprendedores, pero también empresarios mexicanos que tienen una fuerte vinculación con las empresas suizas”, detalla.

La ceremonia de inauguración tuvo lugar el miércoles 20 de junio y se prevén reuniones mensuales de corte social, cultural, gastronómico, deportivo, familiar. Pero también se buscará tender puentes para realizar nuevos negocios. Se pretende sea un espacio de enlace entre las generaciones adultas (activas y jubiladas) y los más jóvenes, en favor de un proyecto común.

Metamorfosis

Broder es hijo de un suizo y una mexicana. Dos universos, dos concepciones, dos culturas radicalmente distintas. “Mis padres viven en Zug y durante mi adolescencia sentí que me aburría en Suiza. Deseaba salir, conocer el mundo, cambiar. Tenía 20 años cuando decidí hacer un viaje largo en México. Alquilé un coche e inicié el recorrido en la Ciudad de México para concluirlo en Chetumal (frontera con Belice) tres meses más tarde. Estuve en pueblos que no están siquiera marcados en el mapa. Era increíble la sensación de despertar en un sitio y no saber dónde iba a dormir. Y en ese viaje sucedió algo difícil de explicar; me enamoré de este país y decidí que tenía que devolverle un poco de lo mucho que me ha dado”, recuerda.

El suizo-mexicano describe el proceso como la inoculación de un “virus positivo” que lo movió a hacer planes. Surgió en él el deseo de mudarse a México, un proyecto que tomó siete años en madurar.

En 2015 se instaló en la Ciudad de México, en donde aún realiza estudios en Relaciones Comerciales Internacionales en la Universidad Intercontinental (UIC). “Quería montar un negocio en México y me parecía riesgoso invertir sin conocer a fondo la forma de hacer las cosas y las leyes. Elegí la universidad como mi forma de integración al país. La UIC reconoció la validez de mis estudios suizos, cosa que agradezco mucho”.

En Suiza, Broder tiene un negocio relacionado con páginas web que gestiona de forma remota y viaja a Suiza con regularidad. También realiza traducciones e interpretaciones en varias lenguas. Y labora a tiempo parcial para la filial mexicana de la empresa suiza Trafimar.Enlace externo

“Entré a hacer prácticas profesionales. Me pidieron planear una reestructura, revisar procesos; trabajé un trimestre en ello, entregué un proyecto y les gustó mucho, y me dieron oportunidad de quedarme”, dice.

A Suiza, afirma, le agradece la educación que recibió, así como la disciplina, orden y organización que aprendió; principios que le han sido de gran utilidad en México. “Son valores que pueden permitir a una persona construir grandes cosas en México… valores que queremos transmitir y potenciar a través de nuestra asociación”, concluye.

Proyectos de la ‘Swiss Community Mexico’

La inauguración de la SCM tuvo lugar el 20 de junio del 2018.

El siguiente evento de la SCM es la celebración de la Fiesta Nacional Suiza (conmemorada el 1 de agosto), que en México tendrá lugar el 28 de julio.

Posteriormente, habrá un evento el 22 de agosto y después vendrán reuniones mensuales el tercer miércoles de cada mes (info@swisscomex.org ).


Fin del recuadro


Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes