Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

#Swisshistorypics Mayo de 68: Hendrix enciende Zúrich

En 1968, cuando los jóvenes occidentales se rebelaban contra el ‘establishment’, Jimi Hendrix tocó en Zúrich para un público extasiado, un par de veladas que habrían de hacer historia.

En el “concierto de monstruos” participaron también los grupos 'Traffic', 'The Move', 'Eric Burdon & The New Animals', 'John Mayall & Bluesbreakers' y 'The Koobas'. Pero el platillo principal fue el propio Jimi Hendrix, actuando con su recién formada banda ‘The Jimi Hendrix Experience’.

Los grupos tocaron dos noches seguidas (30 y 31 de mayo) en un ‘Hallenstadion’ en el que ya no cabía una aguja. Los conciertos fueron organizados por Hans-Ruedi Jaggi, quien había llevado a esa escena zuriquesa a los Rolling Stones el año anterior.

Al final de la segunda presentación, un viernes por la noche, algunas sillas de madera estaban rotas porque algunos espectadores las habían amontonado para hacerse un sitio para bailar. Las imágenes de televisión transmitidas más tarde sugirieron erróneamente montañas de muebles destrozados.

Al término del concierto algunas personas encendieron una fogata fuera del edificio para calentarse y los fanáticos caminaron pacíficamente hacia la estación principal de trenes de Zúrich.

Sin embargo, la policía adoptó medidas drásticas para dispersar a los jóvenes contras los que utilizó cañones de agua y balas de goma. Se produjo un zipizape que se trasladó hasta el centro de la ciudad y se prolongó hasta las primeras horas de la mañana.

El descontento latente de los jóvenes con un ‘establishment’ considerado burgués estalló de repente. Los famosos ‘disturbios de GlobusEnlace externo’ tuvieron lugar solamente cuatro semanas después del ‘concierto de los monstruos’ de Hendrix. La revolución había llegado a Suiza, escribió recientemente Stefan Strittmatter en el periódico ‘Aargauer Zeitung’.

Después del concierto, Jimi Hendrix fue a un restaurante de Zúrich a cenar, donde el personal se negó a servirle. ¿La razón? Su color de piel.