Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

"Una gran figura que traicionó sus promesas" (III Parte)

"Fidel es seguramente un hombre demasiado grande para una pequeña isla": René Zeyer.

En esta tercera parte de su entrevista con swissinfo, el periodista se refiere a la obra de Castro, a su legado, sus logros, pero también a las promesas incumplidas.

"Fidel es seguramente un hombre demasiado grande para una pequeña isla. Yo creo que en sus sueños, Fidel ha querido ser siempre alguien como Simón Bolívar, alguien que de verdad tiene un papel histórico importante en el mundo, y casi lo tuvo en los tiempos buenos y con la ayuda de la Unión Soviética".

El periodista René Zeyer, experto en Cuba, recuerda la trascendencia de la isla en el ámbito internacional durante la Guerra Fría.

"No hay que olvidar que las tropas de Cuba lucharon en muchos países de África. Muchos movimientos de guerrilla tenían su base en La Habana. Al final de los años 80 o en 86, para ser más preciso, yo creo que Fidel de verdad pensaba que él, como jefe del Movimiento de los Países No Alienados podría tener un papel de los más importantes del mundo".

Sin embargo, a decir de nuestro interlocutor, con la caída del campo socialista cayó también esa idea.

Vino el período negro para Cuba...

Y lo que logró entonces Fidel Castro es para mí impresionante, y es que esta pequeña isla -que perdió casi de un día al otro más del 90% de sus exportaciones e importaciones, de su estructura económica-, sobrevivió.

Por eso digo que él es seguramente la persona más carismática que Cuba ha tenido en el Siglo XX, y por eso estoy seguro de que él lo sabe también. Por muchos años no va a aparecer otra figura detrás de él, o a su sombra, que vaya a mantenerse por muchos años (en el poder).

¿Qué le reprocharía usted al Comandante Fidel Castro?

Bueno, para decirlo también, porque Cuba provoca respuestas fuertes a favor y en contra:

En esta larga etapa de 47 años, desde el inicio, él ha traicionado casi todos los principios. No hay que olvidar que el primero de enero de 1959 (al triunfo de la Revolución) prometió elecciones libres en un año, una reforma agraria, reimponer la Constitución de 1940.

Y desde este momento y hasta hoy, y muchas veces más, él ha traicionado todos los principios. Ha traicionado también a la moral, a la ética. Cuba hoy día es un sistema sumamente corrupto. Él lo sabe y sabe que es uno de los pilares de su sistema y lo acepta; aunque oficialmente, por supuesto, siempre mantiene que su gobierno, su régimen es limpio y no hay corrupción. Y si la hay, hay una lucha fuerte contra eso; pero Cuba, como sistema, es el sistema más corrupto que yo conozco.

Se insiste sobre el deseo de los cubanos de una mayor apertura de su gobierno. ¿Usted cree que podrían contemplarse cambios en el régimen?

Mi punto de vista es un poco diferente. Yo pienso que desde hace muchos años hay algo como un contrato entre Castro o, digamos, el gobierno de Cuba y la población de Cuba:

Nosotros, gobierno, vamos a garantizarles lo más necesario para sobrevivir -la famosa libreta, paz social, algunas ofertas de salud, de educación y de comida- y ustedes no se meten en todas las decisiones que nosotros tomamos y nosotros (además) no nos metemos en todo lo que ustedes tienen que hacer para sobrevivir. (Porque) cada cubano necesita para sobrevivir, aparte de su ridículo salario oficial y aparte de lo que la libreta le da, otros ingresos y el gobierno no se mete en estos negocios parcialmente sucios, parcialmente corruptos de la población.

Entonces, ¿la mayoría de la población cubana está contenta con ese 'statu quo'?

Yo he vivido casi 10 años en Cuba y si usted me pregunta qué opinión tiene la mayoría o un porcentaje notable de los cubanos de su régimen o de su situación, mi respuesta más sincera sería: 'No lo sé' y a veces creo que ni los cubanos mismos lo saben.

En otro punto, no hay que olvidar que este sistema existe desde hace 47 años. Más de 70% de los cubanos nació después de la Revolución, entonces, nadie de ellos conoce otra vida u otro tipo de sistema y al final, cambiar lo que tenemos, con todas las restricciones y las locuras, por supuesto incluyendo la falta total de libertad para expresarse, la falta total de libertad para viajar... La mayoría de los cubanos está soñando con cambios, pero nadie de ellos sabe exactamente cómo sería y eso da miedo.

Una última parte de mi respuesta siempre tiene que ser mi teoría:

En todos estos 47 años nunca hubo elecciones libres en Cuba, pero hasta hoy día mi prognosis sería: si hubiera elecciones libres, la mayoría de los cubanos votaría a favor del Comandante en Jefe todavía, vivo o muerto.

swissinfo, Marcela Águila Rubín

Contexto

En 1989, tras la caída del Muro de Berlín, Fidel Castro declaraba que Cuba se enfrentaría con ejemplar dignidad a "un mar de capitalismo" y que así fuese sola, defendería hasta la muerte el sistema socialista.

En 1990 inicia el "periodo especial en tiempos de paz". En 1991 se produce la desintegración de la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS).

Cuba exportaba a la URSS el 63% de su producción de azúcar, el 73% de su níquel, el 95% de los cítricos y el 100% de las piezas y componentes electrónicos.

Importaba el 63% de los alimentos, el 86% de las materias primas, el 80% de la maquinaria y equipo y el 74% de las manufacturas.

En 1993 los indicadores de la economía cubana están en rojo. La producción se desploma en 35% con respecto a 1989.

El déficit presupuestal alcanza su nivel más alto: 4.200 millones de pesos, es decir, más de 30% del PIB. Entre las medidas tendientes a la recuperación económica se inscribe la legalización del dólar en julio de 1993.



Enlaces

×