Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

25 años de ayuda a las víctimas La Quinta Suiza no se beneficia de la ayuda a las víctimas

Gracias a la democracia directa, Suiza es generosa en su ayuda estatal para las víctimas. Pero no para todos: los suizos del extranjero y sus familiares en la Confederación no están entre los beneficiarios.

Ein Soldat vor den Pyramiden

Las víctimas suizas de los atentados en el extranjero no reciben más la ayuda de la Confederación. La ley fue revisada luego del atentado de Luxor. Aquí, un policía egipcio delante las pirámides de Gizeh.

(Keystone/EPA/ANP/Raymond Rutting)

Desde hace 25 años, Suiza posee uno de los sistemas de ayuda a las víctimas más generosos del mundo. Mientras que, en Alemania, por ejemplo, este tipo de apoyo es asegurado por donaciones, en Suiza emana de una institución estatal.

En lo que se refiere a la ayuda a las víctimasEnlace externo, Suiza cuenta con un modelo denominado de tres pilares. En primer lugar, las víctimas de una agresión se benefician de consejos médicos, psicológicos y jurídicos gratuitos. Por otra parte, gozan de una protección particular en el proceso penal. Y, además, obtienen una compensación financiera (indemnización y reparaciones morales) de la parte del Estado cuando las mismas no son suficientemente cubiertas por el autor del hecho y los seguros.

La persona perjudicada puede también beneficiarse de los consejos a las víctimas sin tener que denunciar al agresor, reglamentación legal progresista que beneficia en particular a las víctimas de violencias domésticas.

Reparar un problema social gracias a los derechos populares

Suiza debe este modelo avanzado a la democracia directa. En los años 1970, la revista «Beobachter», especializada en asesorar a los lectores, recibía muchas solicitudes de información de parte de víctimas desesperadas que no habían recibido ningún apoyo luego de sufrir un acto de violencia. La publicación lanzó entonces una iniciativa popular “Sobre la indemnización a las víctimas de actos de violencia criminal”, proyecto que no contaba con el sostén de ningún partido, grupo de interés ni asociación.

El Parlamento analizó con seriedad esta cuestión y elaboró un contraproyecto que fue en la misma dirección, aunque apuntó incluso más lejos que la misma iniciativa: las víctimas de infracciones resultado de negligencias contra la vida y la integridad física debían también obtener el apoyo del Estado. El pueblo aceptó en 1984 este contraproyecto con más del 81 % de los votos  y la Ley federal sobre la ayuda a las víctimas Enlace externo de infracciones (LAV) entró en vigor en 1993.

«Gracias a la democracia directa, esta cuestión alcanzó notoriedad”, explica Sandra Müller Gmünder, responsable de la Oficina de ayuda a la víctima de Zúrich. Los derechos populares permitieron modificar los disfuncionamientos que existían, y Suiza pasó de ser- en esa temática- un país en vía de desarrollo a un alumno modelo. Desde entonces existen directivas de la Unión Europea que obligan a sus Estados miembros a proporcionar asistencia a las víctimas.

El costo elevado de la masacre de Luxor

En 2009, la LAV fue totalmente revisadaEnlace externo, en detrimento de las víctimas en el extranjero. Con esta revisión, dicha ayuda es definida desde entonces según un criterio territorial: los turistas y los inmigrantes ilegales que sufren una agresión en Suiza obtienen también una indemnización, no así los suizos víctimas de un hecho similar acaecido en el extranjero. 

«Este cambio fue posterior el atentado de Luxor”, señala Sandra Müller Gmünder. En el mismo, 36 suizos fueron asesinados y 10 heridos durante un atentado terrorista en 1997 en el sitio arqueológico de Luxor, en Egipto.

Los cantones debieron entonces pagar indemnizaciones de cerca de 100’000 francos, así como reparaciones morales por unos 2,5 millones de francos. Aquellos cantones que debieron asumir esa factura, la consideraron demasiado alta – a pesar de la parte asumida por la Confederación. Durante el procedimiento de consulta de la revisión de la LAVI, solicitaron entonces que las indemnizaciones y reparaciones morales no sean en el futuro acordadas a aquellas infracciones penales producidas en el extranjero.

La ayuda no beneficia a los expatriados

Los suizos que residen en el extranjero no obtienen ningún apoyo financiero de la parte de Suiza – como era ya el caso antes de la revisión-  si son afectados por hechos fuera del territorio helvético. Los turistas suizos víctimas de una agresión en el extranjero pueden beneficiarse de consejos gratuitos, lo que no es igual para los suizos expatriados.

Esta realidad también tiene consecuencias para los familiares suizos de los expatriados. “Recibimos repetidas demandas de la parte de familiares de víctimas de homicidios en el extranjero – en particular de Brasil- pero no les podemos ayudar, ya que son casos que caen fuera del marco”, explica Sandra Müller Gmünder. En tales situaciones, la Ayuda a la víctima solo puede redirigir a las personas afectadas a los servicios del Ministerio de Asuntos Exteriores.

 

Lagunas y problemas en la ayuda suiza a las víctimas​​​​​​​

Durante los últimos diez años, las indemnizaciones y reparaciones morales han sido regularmente reducidas por razones de economías presupuestarias.

Las víctimas, muchas veces, reciben solo una parte de las reparaciones morales acordadas por la justicia.

Las víctimas con poder económico deben pagar los gastos de abogado y de terapia, dado que el Estado solo indemniza a aquellas personas con necesidades y cuando los autores de los delitos no tienen capacidad financiera para resarcir.

Las oficinas de ayuda a la víctima solo pueden ser consultadas durante el horario regular de trabajo; no existe un servicio de emergencia.

Esta posibilidad de apoyo no es todavía bien conocida por la gente. Muchos afectados no saben que pueden obtener un apoyo oficial.

Fin del recuadro


(Traducción del italiano: Sergio Ferrari)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes