Navegación

Enlaces para saltar navegación

Subsitios

Principales funcionalidades

A 4 décadas de la gran inmigración española

Don Guillermo Brugarolas Masllorens, al frente del Consulado General de España en Zúrich.

(swissinfo.ch)

Unos 90.000 españoles viven en Suiza. Unos 19.000 la han abandonado en el último quinquenio. La primera generación de inmigrantes –40% de origen gallego- ya se ha retirado o está próxima a la jubilación.

A Suiza "están llegando hombres y mujeres que trabajan en las finanzas, la investigación, bufetes de arquitectura, en multinacionales", explica a swissinfo Guillermo Brugarolas Masllorens, Cónsul General de España en Zúrich.

El servicio de atención al público es de 8 a 13 horas de lunes a sábado. Para muchos, el sábado es la única posibilidad de tener libre para hacer trámites. "Es el día de mayor trabajo para nosotros. Hacemos entre 60 y 70 pasaportes", explica el Cónsul Brugarolas Masllorens a swissinfo.

El Consulado en Zúrich atiende a aproximadamente 29.000 españoles.

"El servicio del Consulado es muy bueno, la única sugerencia sería tal vez que el horario de sábado se ampliara", comenta al respecto José Luis Fernández, quien llegó a Suiza en 1968, como muchos de los más de 100.000 españoles que apuntaron hacia el país alpino para iniciar una nueva vida.

"Muchos vinieron con contrato y otros sin contrato. Todos fueron bastante bien recibidos porque Suiza tenía necesidad de mano de obra y la emigración de origen español, como de otros lugares del Mediterráneo, se integró relativamente bien. Por ejemplo, los españoles en esta región si bien no sabían alemán, a través del italiano -una de las lenguas oficiales de Suiza- pudieron comunicarse a efectos laborales. Fue una mano de obra bastante poco cualificada y aquí se cualificó", describe Don Guillermo Brugarolas.

Más de cien centros y asociaciones surgieron en la demarcación consular de Zúrich ante ese flujo de inmigración ibérica, de la cual más del 40% provino de Galicia.

"Para reunirnos se creó en 1968 el Ateneo Popular Español en Zúrich. Organizábamos conferencias y nos informábamos allí de muchos temas. Este año celebramos su 40 aniversario y seguimos con un programa, aunque también el Ateneo se ha transformado con la llegada de las personas venidas de otras partes, especialmente de Latinoamérica", comenta por su parte Elvira Delgado, quién vive en la ciudad suiza desde hace 40 años.

"Del día a la noche"

La transformación de la comunidad española ha sido como del día a la noche, agrega Fernández, ex empleado del sector turístico en la zona alpina helvética y ahora dueño del Restaurante Madrid, en pleno corazón del centro zuriqués.

"Hoy la colonia española es mucho más reducida. Entonces había muchos centros españoles, especialmente gallegos. Había muchas tiendas de ultramarinos, de productos españoles. Hoy no ha quedado prácticamente ninguna. Esto se debe a que ya estamos con las segundas y terceras generaciones, que están ya más adaptadas al sistema de aquí, en comparación con las tradiciones que teníamos sus padres", rememora quien ha decidido seguir haciendo camino en Suiza.

"Ya uno es más extranjero allá que aquí, puesto que los amigos ya no existen porque falta el contacto. El sistema de vida, los problemas cotidianos son otros", argumenta el dueño del restaurante Madrid. ¿Y ha solicitado la nacionalidad suiza?:

"Nunca me pasó por la mente. En aquellos años sí te favorecía; y hoy, que sencillamente te la dan, yo me digo: ¿por qué cambiar un pasaporte europeo por uno suizo, si a fin de cuentas estamos aquí. Y ya con los Acuerdos Bilaterales que Suiza tiene con la Unión Europea y el tratado de Schengen, prácticamente es la misma cosa. Lo único que falta es el derecho al voto en Suiza".

Opinión con la que coincide Elvira: "Yo me siento en casa, no me he hecho suiza porque no lo hemos considerado necesario. Me siento una española muy a gusto en Suiza".

Segunda y tercera generación

"La satisfacción actual de un cónsul de España es que esa emigración - siempre es dolorosa la emigración-, permitió a estos españoles y españolas salir adelante en la vida y crear su familia", aduce, por su parte, el Cónsul General de España en Zúrich.

"Esa generación está accediendo o está próxima a acceder a su jubilación, que comparativamente con España, es bastante mejor. Y lo que es más importante es que crearon una familia, la mayoría de sus hijos nacieron aquí, están en el mercado laboral aquí sin ninguna discriminación en relación con los suizos, porque a efectos de educación son como ellos, y además tienen un plus, y es que los españoles han sabido transmitir su lengua y cultura a sus hijos y entonces en el mercado laboral suizo son hombres y mujeres que, como mínimo, tienen una lengua y cultura suplementaria, que en la época actual es muy valiosa".

Una segunda generación que está creando la tercera, formada por niños y adolescentes que representan cerca de la tercera parte de la comunidad española en Suiza.

Parte de los españoles menores de 18 años aún aprovecha la posibilidad que las autoridades de España brindan en materia de educación a sus conciudadanos en Suiza.

Más de 5.000 chicos y chicas españoles, de 7 años en adelante, acuden actualmente a las clases de lengua y cultura española organizadas y financiadas desde Madrid. Más de 50 maestros venidos de la Península, imparten estas clases especiales que enriquecen la formación que los estudiantes reciben a través del sistema educativo helvético.

En la región de Zúrich son más de 1.300, de un total de cerca 8.000, los menores de 18 años que siguen estos cursos.

España y Suiza, países de inmigración

Hoy por hoy prevalece un saldo negativo de los residentes españoles: -2204 en las estadísticas helvéticas del año 2007. Es decir, 2139 personas españolas llegaron, contra las 4343 que partieron del país alpino ese mismo año.

"El actual número de españoles que hoy residiría en Suiza sobrepasaría los 90.000. Estos datos contrastan con los que tiene la Confederación Helvética oficialmente, por la razón de que los españoles que tienen la nacionalidad suiza ya no aparecen como españoles en las estadísticas", anota al respecto el cónsul.

¿Cuál es el rostro de esta comunidad española en Suiza? "Con mi retina pasaría por todas las generaciones de mi circunscripción. Como Cónsul me quedaría con los mayores, que han tenido una vida más difícil. Los hijos y nietos la han tenido más fácil. Lo ideal es que ellos sepan aprovechar lo bueno que es ser hijo de inmigrantes: aprovechar los dos mundos que tienen. Y creo que la mayor parte lo hace."

Sobre su experiencia personal de vida en Zúrich a lo largo de estos 4 años concluye: "Suiza ha conseguido que haya buen ambiente teniendo más del 20% de población extranjera, y Zúrich también, con alrededor de 30%. En España, somos cada vez más un país de inmigrantes; y Suiza para nosotros puede ser un modelo de convivencia".

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Contexto

Suiza figuró entre los principales países de acogida de la ola de inmigración española de la segunda mitad del siglo pasado.

En 1957, menos de 3.000 españoles vivían en Suiza, pero ya en 1965, la cifra explotó a 55.000.

Y si bien en 1990, los españoles eran 116.000 en Suiza, después empezó ha registrarse un descenso anual.

En la década de los 90, cada año un promedio de 6.000 españoles abandonaron Suiza.

A partir del nuevo milenio el retroceso continúa, pero el número de partidas ha disminuido a alrededor de 3.000 por año.

El regreso

En el último quinquenio, unos 19.000 españoles han decidido hacer maletas de vuelta a la Península, de acuerdo con las cifras de la Oficina Federal de Migraciones de Suiza, reunidas por la Consejería de Trabajo y Asuntos Sociales de la Embajada de España en Suiza (Ver diagrama).

Un flujo impulsado en parte por la posibilidad de recuperar sin condiciones y sin haber llegado a la edad del retiro, la totalidad del monto guardado en su caja privada para el retiro (un respaldo adicional al de la caja de jubilación básica), al momento de partir.

Desde junio de 2007 el panorama cambió. Ahora y con base en un acuerdo alcanzado entre Madrid y Berna, se puede recuperar ese monto aún viviendo en España, pero con la condición de no laborar ni cobrar el paro durante 3 meses. Y una vez cobrado, pueden volver a trabajar, sin impedimento alguno.

Consulado de España en Zúrich

Circunscripción: Argovia, Appenzell Rodas Exteriores, Appenzell Rodas Interiores, Glaris, Grisones, Lucerna, Nidwalden, Obwalden, Schaffhausen, Schwyz, San Gall, Turgovia, Tesino, Uri, Zug, Zúrich, más el Principado de Liechtenstein.

Españoles en esa circunscripción: 29.000 aprox.

Celebraciones

Entre las actividades de la comunidad española en Zúrich se encuentra un Ciclo de Cine Español y la celebración del 40° Aniversario del Ateneo Popular Español en Zúrich.

En el marco de las celebraciones se organiza una exposición de recuerdos de la inmigración española a Suiza.

Sus organizadores solicitan el envío de fotografías y objetos de ese tiempo, que serán devueltos tras la manifestación.

El 5 de noviembre de este 2008 se realiza el Festival Cataluña en el que se presentan productos típicos y actuaciones musicales. Podrán escucharse intérpretes de las habaneras, canciones populares cuyo origen proviene de aquellos españoles que en el siglo XIX y comienzos del XX regresaron de La Habana, Cuba, y crearon un tipo de música popular romántica.

Información: Cónsul General de España en Zúrich


Enlaces

×