Abierto el túnel de Lötschberg

"Hasta el cielo llora de alegría", comentó Moritz Leuenberger durante la ceremonia inaugural.

(Keystone)

El ministro de Transportes, Moritz Leuenberger, inauguró este viernes el túnel de Lötschberg -el tercero más largo del mundo- y la línea de ferrocarril Berna-Lötschberg-Simplon.

Durante la ceremonia, los 1.200 invitados -incluido el Ministro alemán de Transportes-, recorrieron los 35 kms del túnel en un tren especial.

La firma BLS AlpTransit, constructora del túnel de base de Lötschberg, entregó oficialmente la obra a la Confederación y de manera simbólica, depositó en las manos del Moritz Leuenberger un fragmento de riel.

La cinta tradicional fue reemplazada por un muro de papel que cerraba la entrada norte del túnel en Frutigen, del lado bernés, y que desgarró un tren de mercancías al momento de abrir la galería, en el momento de la inauguración.

Moritz Leuenberger se había instalado en la locomotora. "Es el túnel más bello por el cual haya circulado", declaró antes de agradecer a los trabajadores y a los diseñadores la realización de la obra en los plazos convenidos.

Peter Teuscher, director de BLS AlpTransit, y Mathias Tromp, director de la compañía BLS, manifestaron su emoción en ese momento que coronaba una década de trabajos. "Hasta el cielo llora de alegría", dijo Leuenberger en alusión a la lluvia que acompañó la ceremonia.

1.200 invitados

Entre los cerca de 1,200 invitados a la ceremonia inaugural se encontraban numerosos legisladores y ex legisladores, ministros de los cantones del Valais y de Berna y responsables de empresas de construcción y despachos de ingenieros. Para los trabajadores se organizó una fiesta aparte según informó, Teuscher.

"Tenemos un túnel de alta tecnología y estamos dispuestos a explotarlo", dijo Matthias Tromp. Agradeció a la Confederación, "y especialmente a la Suiza francófona. Nuestro corazón está con el eje Lötschberg-Simplon", añadió.

La obra fue bendecida por el obispo de Sion, Norbert Brunner, y el presidente del Consejo Sinodal de las Iglesias Reformadas de Berna, Samuel Lutz.

Ausencia del ministro italiano

La parte oficial de la ceremonia se celebró luego en Viège, del lado del cantón del Valais, tras de que el primer tren de pasajeros recorriera el túnel. El ministro alemán de Transportes, Wolfgang Tiefensee, acudió a la celebración.

Retenido en Roma por una sesión de gobierno, su homólogo italiano, Antonio Di Pietro, no pudo asistir, pero envió un mensaje a Moritz Leuenberger, en el que confirmó el compromiso de su país con las Nuevas Líneas Ferroviarias a Través de los Alpes (NLFA).

Ventajas importantes

El túnel de base de Lötschberg conecta la población de Frutigen, en el cantón de Berna, con la de Rarogne, en el cantón del Valais. Con sus 34.6 kilómetros, es el túnel ferroviario más largo de Suiza y el tercero más largo del mundo.

Desde el cambio de horario el próximo mes de diciembre, 42 trenes de pasajeros circularán cada día por el Lötschberg a una velocidad de 250 km/h, lo que permitirá una ganancia de tiempo superior a una hora en 28 trayectos.

Actualmente, el recorrido en automóvil es más rápido en 69 de los 78 destinos accesibles por ferrocarril a partir del Valais. Con el Lötschberg, el tren será más rápido en 55 de los casos.

swissinfo y agencias

Cronología:

Septiembre de 1992: el 64% de los suizos aprueba las Nuevas Líneas Ferroviarias a través de los Alpes (NLFA), con los ejes del Gothard y del Lötschberg.

Febrero de 1994: aprobada en votación popular, la iniciativa de los Alpes exige la transferencia de los transportes de mercancías de las autopistas a las líneas férreas en diez años.

Marzo de 1998: las cámaras federales aprueban la construcción simultánea de ambos túneles de base. Lötschberg tendrá sólo una vía.

Noviembre de 1998: el 63.5% de los suizos aprueba la disposición federal sobre la construcción y el financiamiento de los transportes públicos.

Diciembre de 1999: las cámaras aceptan un crédito de 12.600 millones de francos
para las NLFA.

Julio del 2001: el Consejo Federal (Gobierno) aumenta el crédito de las NLFA de 12.600 a 14.700 millones de francos.

Abril del 2005: horadación del Lötschberg.

Septiembre del 2006: después de varios aumentos, la factura de las NLFA es fijada en 24.000 millones de francos.

Junio 15 del 2007: inauguración oficial del Lötschberg, cuyo costo final es de 5.300 millones de francos.



Enlaces

×