Acuerdo entre España y el mayor sindicato de Suiza

Anna Terrón, secretaria de Estado de Emigración de España, y Andreas Rieger, copresidente del UNIA en la firma del convenio.

Anna Terrón, secretaria de Estado de Emigración de España, y Andreas Rieger, copresidente del UNIA en la firma del convenio.

(swissinfo.ch)

La comunidad española en Suiza es de casi 100.000 personas. El objetivo principal de su éxodo es el trabajo y, en ese marco, el desempeño para mejorar sus condiciones laborales es motivo de colaboración entre las autoridades ibéricas y el sindicato UNIA.

Anna Terrón, secretaria de Estado de Emigración, de visita en Suiza, firmó un acuerdo con UNIA para consolidar esta relación. Además durante su estancia se reúne con la comunidad española en Suiza.

El objeto principal del convenio signado este jueves (16.06) es establecer los términos de colaboración para ambas partes para atender las necesidades de los trabajadores españoles residentes o empleados en Suiza en lo que se refiere a su situación socio-laboral y de seguridad social mediante la ejecución conjunta de programas dirigidos a ellos.

La finalidad de este acuerdo es “consolidar en un documento las relaciones que desde hace más de 20 años mantiene la Embajada de España con esta organización sindical”, explicó a swissinfo Manuel Jara, jefe de la sección de información de la Consejería del Trabajo de la representación ibérica en Berna.

Sobre la comunidad española en Suiza advirtió que “está muy integrada pues su trayectoria migratoria es muy antigua”, aunque recordó que el idioma ha sido el talón de Aquiles del éxodo migratorio producido principalmente desde Galicia iniciado en la segunda mitad del siglo pasado.

Hoy día, 6.200 trabajadores españoles son miembros del máximo sindicato interprofesional helvético, denominado UNIA, que cuenta en total con más de 200.000 miembros en un país como Suiza de apenas siete millones de habitantes y una fuerza laboral de 4,5 millones de personas.

UNIA contribuye a esclarecer dudas de los trabajadores ibéricos en un medio laboral como es el helvético. La mayoría de los afiliados de origen español trabajan en el sector de la construcción, y el sindicato junto con el empresariado suizo y las autoridades del trabajo de España representadas en la Embajada de ese país en Suiza organizan y financian cursos de idiomas o de conocimientos profesionales.

Para reducir la laguna en el ascenso de funciones

Hay una gran laguna aún en materia de impulso profesional para que el trabajador español pueda ascender en el escalafón empresarial. Para evitar este vacío se ofrecen cursos de formación de dos meses en España para los obreros, que se realizan normalmente en los primeros meses del año.

Las ventajas de este curso: son en español y significan una ascenso en la categoría laboral. En este 2010, catorce trabajadores participaron en ellos.

Además, la tarea conjunta entre UNIA y la representación del trabajo española en Suiza es la de mantener informados a esta fuerza laboral a través de folletos escritos en su idioma sobre los asuntos que más les interesan en torno a la seguridad social, las prestaciones y la jubilación en un país donde uno de cada 4 trabajadores es extranjero.

Revista Horizonte, en español

En tercer plano de las tareas para informar al trabajador hispano en Suiza en la que participa la representación española del trabajo es la publicación de artículos en Horizonte, el diario de UNIA, también en español.

Además se organizan de forma conjunta charlas informativas por toda Suiza en las que colaboran tanto funcionarios de la Consejería del Trabajo como representantes de UNIA, según describe a swissinfo.ch Cristina Anliker, de la secretaría de migración de ese grupo sindical, quien reitera que el acuerdo signado este jueves entre Anna Terrón y Andreas Rieger, copresidente de UNI, “afianza un lazo que parte desde hace más de 20 años”.

Visitas a la comunidad en Zúrich y Basilea

Anna Terrón, se ha reunido con los presidentes y miembros de las Juntas Directivas de los Centros y Asociaciones de Españoles en Zürich,

En este viaje, la secretaria de Estado irá acompañada por la directora general de la Ciudadanía Española en el Exterior, Pilar Pin, quien también mantiene encuentros con el Consejo de Residentes Españoles de la Demarcación Consular en Zúrich, con las personas que viven en el hogar Esperanza y este sábado mantendrá una reunión con la Asociación de Mujeres Españolas en Suiza; y en Basilea, con el Consejo de Residentes Españoles de esa localidad.

Patricia Islas, swissinfo.ch

Inmigración española

Suiza figuró entre los principales países de acogida de la ola de inmigración española de la segunda mitad del siglo pasado.

En 1957, menos de 3.000 españoles vivían en Suiza, pero ya en 1965, la cifra explotó a 55.000.

Y si bien en 1990, los españoles eran 116.000 en Suiza, después empezó ha registrarse un descenso anual.

En la década de los 90, cada año un promedio de 6.000 españoles abandonaron Suiza.

A partir del nuevo milenio el retroceso continúa, pero el número de partidas ha disminuido a alrededor de 3.000 por año.



Enlaces

×