Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Adiós Atlántico


Solar Impulse llega a Sevilla


España a la vista, tras 70 horas de vuelo ininterrumpido. (Keystone)

España a la vista, tras 70 horas de vuelo ininterrumpido.

(Keystone)

El avión solar 'Solar impulse 2', tras 70 horas de vuelo ininterrumpido entre Nueva York y Sevilla, aterrizó esta mañana en la península ibérica, donde fue recibido por la Patrulla Águila de la fuerza aérea española.

Bertrand Piccard fue el piloto en esta nueva hazaña del avión solar que da la vuelta al mundo para mostrar que la energía del astro rey puede ser empleada para cambiar nuestro modus operandis en el gasto energético mundial.

El piloto suizo aterrizó a las 7:40 (hora local) en Sevilla este jueves, tras recorrer 6 000 km sobre el mar. Completó el primer vuelo solo con la energía solar sobre el Atlántico,

Bertrand Piccard celebra su llegada al aeropuerto de Sevilla. (Keystone)

Bertrand Piccard celebra su llegada al aeropuerto de Sevilla.

(Keystone)

La bienvenida especial del equipo acrobático de la Patrulla Águila fue para Piccard algo muy significativo. "Es la primera vez que participo en un espectáculo aéreo con Solar Impulse. Ha sido hermoso", dijo el aventurero.

Con éxito se produjo esta etapa de la vuelta al mundo, pese a ciertas turbulencias durante su paso sobre las Islas Azores.

Tras Sevilla, el Solar Impuse 2 se prepara para unas dos otres etapas hacia su destino final, Abu Dabi.

¿Cree que el mensaje del uso pronto de la energía solar llegue realmente a la gente a través de este esfuerzo del equipo de Solar Impulse?

¿Comentarios? ¡Bienvenidos! Solo con una vez que pase el proceso de inscripción (abajo) podrá de modo simple comunicarse con nosotros y sus comentarios sobre el tema aparecerán al final de este artículo:

swissinfo.ch

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×