AFP internacional

Unos sirios evacuan una zona afectada por un bombardeo contra el barrio rebelde de Bab al Nayrab, en la ciudad siria de Alepo, el 26 de abril de 2016

(afp_tickers)

Al menos 25 personas murieron este martes en nuevos bombardeos contra las zonas rebeldes de la ciudad de Alepo y en otra ciudad de la provincia, en el norte de Siria, indicaron los servicios de urgencias.

Estos ataques suceden al día siguiente de los bombardeos rebeldes contra los barrios controlados por el régimen en el oeste de Alepo, causando al menos 19 muertos.

Este martes, 15 civiles murieron en los ataques contra los barrios rebeldes, en el este de la ciudad, divida en dos desde julio 2012, informaron los socorristas de la defensa civil, reconocibles con su casco blanco.

Y cinco de estos socorristas perdieron la vida en un ataque aéreo contra su sede en Atareb, una ciudad al oeste de Alepo, controlada por rebeldes islamistas, anunció el grupo en Twitter.

No estaba claro si los ataques en Atareb, a 35 kilómetros de Alepo, habían sido llevados a cabo por la aviación siria o por sus aliados rusos.

Al menos dos civiles murieron por disparos de cohetes de los rebeldes sobre un sector del oeste de Alepo, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Otros tres civiles -dos mujeres y un niño- murieron por fuego de artillería del Gobierno sobre un barrio del este de la ciudad, indicaron los socorristas.

En total, desde el viernes, más de 100 civiles han perdido la vida en esta ciudad, donde los artilleros de los dos bandos, así como la aviación del régimen, disparan contra los habitantes.

Estos bombardeos ponen en peligro el alto el fuego en vigor desde el 27 de febrero, auspiciado por Estados Unidos y Rusia para intentar poner fin a un conflicto que ha dejado más de 270.000 muertos en cinco años.

afp_tickers

 AFP internacional