Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos tablones de madera y unos sacos de arena colocados como barrera delante de unas viviendas en Duarte, en el sur de California (EEUU), para paliar los efectos de la fuerte tormenta del 17 de febrero de 2017

(afp_tickers)

Al menos cuatro personas murieron la noche del viernes debido a una fuerte tormenta en el sur y centro del estado California (oeste de Estados Unidos), que también provocó apagones, la suspensión de vuelos y cientos de evacuados.

El cuerpo de bomberos de Los Ángeles informó que una persona de 55 años murió electrocutada después de que un árbol derribara un cable de energía, y que varias personas tuvieron que ser rescatadas en botes al quedar aisladas cerca del río Los Ángeles.

Se registraron dos fallecidos más durante accidentes viales en el área de San Diego, y el cuarto murió en un auto que se hundió en el agua, según los medios locales.

Otra persona resultó herida luego de que su auto cayera en un enorme sumidero en Los Ángeles, informó la estación de televisión local KABC. La víctima quedó atrapada hasta que los bomberos lograron sacarla.

Los reportes indican que unas 150 líneas de electricidad fueron cortadas dejando sin energía a unas 60.000 personas en la ciudad.

Un funcionario del aeropuerto internacional de Los Ángeles dijo que 64 vuelos habían sido cancelados y otros 269 retrasados a causa de la tormenta.

Las advertencias sobre inundaciones repentinas seguirán activadas durante el fin de semana en varias zonas del estado, que fue golpeado este invierno (boreal) por una serie de tormentas que llenaron los embalses, dándoles un respiro tras cinco años de sequía.

La tormenta, que se registró con fuertes ráfagas de viento e intensa lluvia, afectó el sur y centro de California, llegando hasta el área de la bahía de San Francisco.

Residentes de la ciudad de Duarte, situada en las laderas de las montañas de San Gabriel, en el este de Los Ángeles, fueron obligados a evacuar el viernes por temor a deslizamientos de tierra y se solicitó la evacuación voluntaria a algunos residentes de Camarillo Springs, en el norte de Los Ángeles.

"La tormenta parece ser la más fuerte en golpear el suroeste de California en esta temporada", indicó el Servicio Nacional de Meteorología de Los Ángeles.

En el norte del estado, donde las inundaciones la semana pasada forzaron a la evacuación de unas 200.000 personas y dañaron la presa de Lake Oroville, se esperan más lluvias y nevadas en los próximos días, según el organismo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP