Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Soldados de las fuerzas gubernamentales patrullan por el barrio de Uwaija mientras avanzan en las zonas rebeldes de Alepo, el sábado 8 de octubre en esa ciudad al norte de Siria

(afp_tickers)

Los bombardeos siguieron toda la noche y este domingo el régimen sirio y los rebeldes se enfrentaban violentamente en Alepo, tras un nuevo fracaso de la diplomacia después de que Rusia bloqueara una resolución de tregua impulsada por Francia ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

Más de dos semanas después del inicio de una ofensiva a gran escala, el Ejército sirio, apoyado por los bombardeos de la aviación rusa, seguía avanzando en la zona del este de Alepo, que desde 2012 está en manos de los rebeldes.

"Toda la noche hubo enfrentamientos terrestre, acompañados de violentos bombardeos, y estos seguían este domingo, sobre todo en el barrio de Sheij Said" en el sur, indicó a la AFP Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El corresponsal de la AFP en la zona oriental de la ciudad también informó de que durante la noche el ruido de los combates y los bombardeos fue permanente y que éstos seguían este domingo.

Alepo se ha convertido en el principal frente del conflicto sirio, que ha dejado más de 300.000 muertos en cinco años. Unas 250.000 personas, incluyendo 100.000 niños, viven en los barrios controlados por los insurgentes y padecen, según la ONU, "la catástrofe humanitaria más grave vista en Siria".

Los bombardeos permitieron al régimen avanzar y tomar el control de Jandul, una intersección clave, indicaron el OSDH y el diario Al Watan, un medio cercano al régimen de Bashar al Asad.

El diario indicó que este avance permite al Ejército posicionarse a partir de ahora "a pocos metros de varios barrios" rebeldes en el noreste y que ahora los sectores de Hellok, Inzarat y Ain al Tall son vulnerables a la artillería del régimen.

La ONG informó de que desde el inicio de la ofensiva, el 22 de septiembre, han muerto en la parte rebelde de Alepo 290 personas, la mayor parte de ellas civiles, incluyendo a 57 menores de edad. En tanto, en los barrios controlados por el gobierno han muerto 50 civiles, incluidos nueve niños.

Este domingo, "un niño murió y dos personas fueron heridas por fuego de cohetes lanzados por terroristas en el barrio de Hamdaniyé", en la parte controlada por el gobierno, indicó la agencia oficial Saná, un término que Damasco usa para denominar a combatientes rebeldes.

- 'Guernica, Srebrenica, Alepo' -

Todas las iniciativas diplomáticas para intentar lograr una tregua en la ciudad han fracasado. La localidad, segunda ciudad del país y antiguo pulmón económico de su economía, padece la peor catástrofe humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial.

El sábado en la ONU, Rusia cumplió su palabra, y tal y como había anunciado, bloqueó una resolución de Francia para poner fin de manera inmediata a los bombardeos.

El texto francés recogió el apoyo de 11 de los 15 miembros del Consejo de Seguridad, el rechazo de Venezuela y Rusia y la abstención de China y Angola.

Es la quinta vez que Rusia utiliza su derecho de veto en la ONU en relación al conflicto en Siria. Moscú presentó un texto alternativo, que pedía simplemente el cese de las hostilidades, "entre otros lugares en Alepo", fue rechazada por 9 de los 15 integrantes del Consejo, y aprobada además por Venezuela, Egipto y China, mientras Uruguay y Angola se abstuvieron.

Ambos textos demuestran una vez más la fractura existente entre Moscú y los occidentales respecto a la manera de solucionar el conflicto. El presidente francés, François Hollande, había dicho antes de las votaciones que un país que su opusiera a la resolución francesa "quedaría desacreditado a los ojos del mundo".

El régimen sirio está confirmando "con una brutalidad sin precedentes su objetivo, (...) que no tiene nada que ver con la lucha contra el terrorismo. El objetivo es la capitulación de Alepo", dijo desde Nueva York el ministro de Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault.

"Todos tenemos en la memoria Guernica, Srebrenica, Grozny. Lo que se está desarrollando en Alepo es la repetición de esta tragedia", agregó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP