AFP internacional

Soldados nigerianos patrullan una carretera entre Diffa y Bosso, el 25 de mayo de 2015

(afp_tickers)

Un convoy humanitario de Naciones Unidas fue atacado en el noreste de Nigeria, una región controlada por el grupo yihadista Boko Haram, dejando varios heridos, informaron este viernes el ejército nigeriano y UNICEF.

Desde el inicio de la insurrección de Boko Haram en esta zona, es la primera vez que un convoy humanitario internacional es atacado.

"El convoy circulaba entre Bama y Maiduguri, en el Estado de Borno, y volvía de una misión de ayuda para personas que sufren una inmensa necesidad", indicó UNICEF en un comunicado.

"Asaltantes no identificados atacaron el convoy donde viajaban empleados de UNICEF, de UNFPA (Fondo de Población de las Naciones Unidas) y de la OIM (Organización Internacional para las Migraciones)", precisó el comunicado.

El ejército nigeriano confirmó el ataque y acusó a presuntos miembros del Boko Haram de haberlo perpetrado.

Un trabajador de UNICEF y un contratista de la OIM resultaron heridos y fueron ingresados en un hospital de la región.

UNICEF efectuaba una misión en esta remota región del noreste de Nigeria, donde el conflicto ha provocado una grave crisis humanitaria y alimentaria.

El miércoles, la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) había instado a la ONU a aumentar al máximo el nivel de emergencia humanitaria en el noreste de Nigeria, donde más de 500.000 personas viven en situaciones sanitarias catastróficas.

Varias localidades del Estado de Borno como Bama, pasaron casi 18 meses sin asistencia humanitaria, aisladas del resto del país y dependiendo de la distribución esporádica de ayuda, insuficiente, del ejército nigeriano.

En junio, Naciones Unidas y algunas ONG, como MSF, pudieron llegar a Bama, donde organizaron misiones de asistencia, siempre escoltados por el ejército nigeriano.

La insurrección de Boko Haram ha causado más de 20.000 muertos y 2,6 millones de desplazados desde 2009.

afp_tickers

 AFP internacional