AFP internacional

Fuego tras la explosión de un cochebomba frente a un hotel de Mogadiscio el 25 de junio de 2016

(afp_tickers)

Al menos cinco muertos dejó este sábado el ataque con explosivos y arma automática a un hotel de la capital somalí Mogadiscio, reivindicado por los insurgentes islamistas shebab en las redes sociales.

"Lo que sabemos es que hay al menos cinco víctimas, entre ellas tres guardias de seguridad, y otras seis personas resultaron heridas", declaró a la AFP un responsable de la policía, Ibrahim Mohamed.

El ataque fue reivindicado por los insurgentes islamistas somalíes shebab en un comunicado enviado por las redes sociales.

"El tiroteo empezó después de una enorme explosión", refirió Abdihafid Mudey, un vecino del hotel Naasa Hablood. "No sabemos qué está pasando porque estamos tirados en el suelo" para protegernos, añadió este testigo.

Fuentes de seguridad confirmaron a la AFP que el establecimiento era blanco de un ataque, sin otras precisiones.

Hacia las 16H30 (13H30 GMT), los corresponsales de la AFP en Mogadiscio oyeron una fuerte explosión. Un fotógrafo de la AFP, que se acercó al lugar, pudo oír tiros de armas automáticas que procedían de la dirección del hotel.

Este ataque se produce poco más de tres semanas después del que tuvo lugar en el hotel Ambassador el 1 de junio, que dejó 10 muertos.

El Naasa Hablood es un hotel en el que se suelen hospedar políticos y miembros de la diáspora. Está situado al nivel del kilómetro 4, en la zona norte de la capital.

En los últimos meses, los islamistas shebab, que juraron la caída del gobierno somalí, multiplicaron sus sangrientos ataques contra restaurantes y hoteles más destacados de Mogadiscio.

- Mismo modo de operar-

Los ataques a los hoteles realizados por los shebab tienen el mismo modo de operar. Un coche bomba es lanzado a toda velocidad por un conductor suicida contra el lugar, a veces fortificado. Y luego un comando armado penetra al interior para matar a la clientela y al personal.

El 1 de noviembre pasado, unas 12 personas murieron de esta manera en el ataque del hotel Sahafi, situado en el centro de Mogadiscio y frecuentado por parlamentarios, funcionarios y hombres de negocios.

A fines de febrero, atacaron el hotel YSL situado en el centro de la capital somalí con un coche lleno de explosivos. Pero no lograron penetrar al sitio.

Confrontados a la potencia de fuego superior de la fuerza de la Unión Africana en Somalia (Amisom), desplegada en 2007, los shebab fueron expulsados de Mogadiscio en agosto de 2011.

Luego perdieron los principales bastiones, pero controlan siempre vastas zonas rurales desde donde realizan operaciones de guerrilla y atentados suicidas, a veces hasta en la capital, contra los símbolos del frágil gobierno somalí o contra la Amisom.

En los últimos meses, reivindicaron operaciones espectaculares, tanto en Mogadiscio como contra las bases de esta fuerza africana.

En enero, destruyeron totalmente una base del contingente keniano de la Amisom en El Adde, en el sur de Somalia, y se incautaron de armamento e importantes cantidades de explosivos.

afp_tickers

 AFP internacional