AFP internacional

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu (D), y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se dan la mano durante una rueda de prensa conjunta el 28 de junio de 2016 en Jerusalén

(afp_tickers)

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, calificó este martes el bloqueo de Gaza de "castigo colectivo que alimenta la escalada" y exhortó al primer ministro israelí a tomar medidas "valientes" en favor de la paz con los palestinos.

La visita de Ban a Gaza se produce un día después del anuncio de Israel de que mantendrá el bloqueo de este enclave palestino, pese a un acuerdo de normalización de relaciones con Turquía, país que reclama que el bloqueo sea levantado.

El lunes el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que no estaba "dispuesto a negociar" el bloqueo terrestre, marítimo y aéreo impuesto desde hace 10 años por Israel a la Franja de Gaza, que representa un "interés de seguridad de alta importancia" para Israel.

Ban considera que este bloqueo "asfixia a sus habitantes, destruye la economía e impide la reconstrucción" de esta estrecha franja costera devastada por tres ofensivas israelíes desde 2008.

"Es un castigo colectivo cuyos responsables deberían rendir cuentas" dijo Ban, durante su cuarta y última visita a Gaza como secretario general de la ONU.

Según el Banco Mundial y la ONU, el bloqueo ha aniquilado virtualmente cualquier exportación desde Gaza, conduciendo a la economía del pequeño enclave —encerrado entre Israel, Egipto y el Mediterráneo— al borde del abismo y privando de movimiento a la gran mayoría de sus 1,9 millones de habitantes.

Para Israel este bloqueo es necesario para impedir la entrada de materiales que permitan a los grupos armados producir arsenales y explosivos artesanales.

- El fin de 'Hannibal' -

Por otro lado, el ejército israelí anuló un controvertido procedimiento que permitía usar una potencia de fuego masiva para evitar que soldados fueran capturados con vida, dijo el martes a AFP.

El jefe del Estado Mayor, el general Gadi Eisenkot, "ordenó el fin de este procedimiento", informó una portavoz, sin dar más detalles.

El procedimiento 'Hannibal' fue establecido en 1980, cuando Israel combatía contra el movimiento chií libanés Hezbolá en el sur de Líbano. Establecía que en caso de intento de secuestro de un soldado se intentara rescatarlo por todos los medios, aunque se pusiera en riesgo la vida del soldado.

Se cree que este procedimiento fue utilizado en Gaza en 2014 tras el secuestro del soldado Hadar Goldin.

Amnistía Internacional afirma que después de que el soldado Goldin desapareciera Israel puso en marcha este protocolo, lanzando un potente ataque contra la ciudad de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, que mató a "al menos 135 civiles". El teniente Goldin fue posteriormente declarado muerto.

Asa Kasher, que dirigió el comité de redacción del código de ética del ejército israelí, aplaudió la decisión, que "debería haber sido tomada hace mucho tiempo", aseguró. Según él, los soldados malinterpretaron este procedimiento y lo consideraban como una orden de ejecución de sus compañeros de armas.

afp_tickers

 AFP internacional