AFP internacional

Logotipo de la cervecera belgo-brasileña AB inBev el 25 de febrero de 2016 a la entrada de las oficinas en Lovaina, Bélgica

(afp_tickers)

La Comisión Europea anunció este martes que autoriza la compra de la cervecera británica SABMiller por la belgo-brasileña AB InBev con la condición de que la primera se desprenda de la "casi totalidad" de sus actividades ejercidas en Europa.

"La decisión de hoy garantiza que la competencia no se verá debilitada en los mercados y que los consumidores de la UE no se verán perjudicados", explicó la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, citada en un comunicado.

La Comisión temía que la operación, tal como fue notificada inicialmente, tuviera como consecuencias "un aumento de los precios de la cerveza en los Estados miembros [de la UE] en donde SABMiller está presente" por la desaparición de un competidor importante entre las principales cerveceras internacionales. "Al proponer ceder la casi totalidad de las actividades de SABMiller en Europa, AB InBev disipó este temor", indica el comunicado.

"Dado que los europeos compran por casi 125.000 millones de euros de cerveza por año, un alza de los precios, incluso relativamente limitada, es capaz de causar un perjuicio considerable a los consumidores", señaló Vestager.

Esta fusión, entre la primera y la segunda cervecera a nivel mundial, creará un líder mundial del sector. Entre las marcas de AB InBev figuran Corona, Stella Artois o Budweiser. SABMiller posee marcas como Miller, Peroni, Pilsner UIrquell y Grolsh.

La entidad que nazca con la fusión venderá a nivel mundial "dos veces más de cerveza y obtendrá beneficios cuatro veces más elevados que Heineken, actual número tres", subraya la Comisión. En relación a Carlsberg, actual número cuatro mundial, las ventas del nuevo grupo "serán cinco veces superiores y sus beneficios se multiplicarán por doce", añade.

Para obtener el aval de Bruselas, AB InBev propuso de entrada ceder la totalidad de las actividades de SABMiller en Francia, Italia, Holanda y Gran Bretaña. La belgo-brasileña, indica la Comisión, "ya aceptó una oferta del japonés Asahi para el conjunto de esos activos".

AB InBev también propuso ceder las actividades de SABMiller en República Checa, Hungría, Polonia, Rumanoa y Eslovaquia.

La megafusión, mediante la compra de SABMiller por AB InBev, había sido anunciada en noviembre pasado, por un importe de 126.500 millones de dólares, es decir, una de las mayores adquisiciones jamás realizadas.

La operación tiene por objetivo abrirle a AB INbev las puertas del prometedor mercado africano.

Juntos, AB InBev y SABMiller elaboran cerca de 60.000 millones de litros por año, es decir el triple que el actual número tres del sector, el holandés Heineken.

afp_tickers

 AFP internacional