AFP internacional

Un fotografía cedida por el servicio de policía de Londres y sin datar muestra a Tarik Hassane (D) y a Suhaib Majeed hablando durante una operación de vigilancia policial, ambos han sido condenados por planear un atentado

(afp_tickers)

Dos británicos fueron condenados este viernes por un tribunal de Londres a cadena perpetua por planear matar a policías, soldados y civiles en la capital británica, en un atentado como los del grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Tarik Hassane, el principal instigador, cumplirá al menos 21 años por los delitos de conspiración para matar y preparación de atentados, y Suhaib Majeed un mínimo de 20 por los mismos cargos, anunció el juez Alan Wilkie, del tribunal Old Bailey de Londres.

Ambos, que superan por poco la veintena, eran amigos de la infancia y Majeed estudiaba física en la universidad.

"Es impactante, trágico y deplorable que ustedes, dos jóvenes británicos, educados en el sistema escolar británico, yendo a la universidad, se hayan dejado influir por la versión sangrienta del islam presentada por el Estado Islámico", les dijo el juez.

En el juicio se estimó que su plan para atentar estaba inspirado en los atentados de la organización yihadista que reivindicó los atentados de París de noviembre (130 muertos) y de Bruselas en marzo (32 muertos).

Majeed se había hecho con una pistola y municiones y estaba planeando comprar una motocicleta cuando fue detenido por la policía. Para entonces ya había elegido como posibles blancos una comisaría de policía y unos cuarteles militares en el oeste de Londres.

El comandante de la unidad antiterrorista de la policía británica, Dean Haydon, dijo en el juicio que Hassane había entablado "comunicación con gente en Siria", y que era posible que hubiera estado en la guerra civil de este país, aunque no pudo demostrarse.

afp_tickers

 AFP internacional