AFP internacional

Manifestantes con banderas palestinas frente a las fuerzas de seguridad isralíes en la prisión de Ofer, cerca de Betunia, en la parte ocupada de Cisjordania, el 30 de marzo de 2016

(afp_tickers)

Cuarenta y ocho presos palestinos secundaron la huelga de hambre de otro detenido que, pese a haber cumplido su pena, continúa encarcelado y en huelga de hambre como protesta desde hace 39 días, informó una fuente palestina.

"Cuarenta y ocho prisioneros llevan a cabo una huelga de hambre indefinida en solidaridad con Bilal Kayed y los dos hermanos Mohamed y Mahmud Balbul", indicó en un comunicado la comisión encargada de las relaciones de los prisioneros de la Autoridad Palestina.

Tras haber finalizado una pena de 14 años y medio de cárcel por sus actividades dentro del Frente Popular de Liberación de Palestina (FPLP, la izquierda histórica palestina), Bilal Kayed debería haber salido de prisión el 15 de junio.

Ese día, las autoridades israelíes decidieron ponerlo en detención administrativa, un controvertido régimen extrajudicial que permite a Israel mantener detenidos por una duración ilimitada a sospechosos, sin notificarles las razones ni garantizarles un proceso.

En protesta, Bilal Kayed empezó una huelga de hambre que le costó varios ingresos en el hospital, según responsables palestinos. Natural de Nablus, en el norte de la Cisjordania ocupada, Bilal Kayed, de 35 años, ya perdió 30 kilos.

Los hermanos Balbul, por su parte, están en huelga de hambre desde hace 20 días para denunciar también su detención administrativa.

Más de 700 prisioneros palestinos están en detención administrativa, según diferentes fuentes.

Las presos palestinos suelen llevar a cabo huelgas de hambre para denunciar esta forma de detención o sus condiciones de encarcelamiento.

afp_tickers

 AFP internacional