AFP internacional

Soldados del Ejército sirio patrullan la zona de Al Jalidiya en Alepo el 28 de junio de 2016

(afp_tickers)

Cerca de 70 combatientes del régimen y de los movimientos rebeldes murieron en 24 horas durante enfrentamientos favorables a los insurgentes en el norte de Siria, afirmó el jueves el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Durante los combates en la región agrícola de Al Maleh, en el norte de Alepo, 39 rebeldes así como 30 militares y milicianos prorrégimen han muerto desde el miércoles por la tarde, afirmó a la AFP Rami Abdel Rahman, director del OSDH, organización que dispone de una vasta red de fuentes en Siria.

Yihadistas del Frente al Nosra, brazo sirio de Al Qaida, también murieron, agregó Abdel Rahman, pero sin poder precisar el número.

Las fuerzas del régimen buscan desde hace meses rodear totalmente la ciudad de Alepo, cortando las vías de suministro de los barrios rebeldes con la vecina Turquía y que apoyan a los insurgentes.

Desde hace una semana, las fuerzas de Damasco, apoyadas por su aviación y la de Rusia, buscan controlar la región de Al Maleh y cortar la carretera del Castello, principal eje de suministro para los barrios rebeldes de Alepo hacia Turquía.

Pero fracasaron de nuevo. Los combatientes prorrégimen habían progresado en el norte de Al Maleh, antes de retirarse el miércoles ante la amplia ofensiva rebelde lanzada por Al Nosra y sus aliados islamistas, entre ellos Al Sham y Faylaq al Sham. En varias ocasiones desde hace dos años, el ejército sirio ha tratado en vano de volver controlar en esta región.

La página web Al Masdar News (AMN), favorable al régimen, reconoció que "el ejército sirio se había retirado de las granjas de Maleh, ante la contraofensiva rebelde encabezada por el Frente al Nosra".

Por otro lado, en Alepo, dos niños murieron a causa de misiles lanzados por el régimen en un barrio rebelde, indicó la OSDH.

La antigua capital económica del país está dividida desde julio de 2012 entre barrios en manos de rebeldes y zonas controladas por el régimen, mientras que la mayoría de la provincia del mismo nombre está en manos del Frente al Nosra y sus aliados islamistas.

La guerra en Siria iniciada en 2011 y en la que están involucrados muchos actores sirios e internacionales, ha causado la muerte de más de 280.000 personas.

afp_tickers

 AFP internacional