AFP internacional

El director Ejecutivo de la multinacional petrolera Chevron, John Watson, visita la sede del grupo LinkedIn, el 17 de mayo de 2016, en Nueva York.

(afp_tickers)

Chevron ganó en Estados Unidos este lunes una importante batalla en la saga judicial que le enfrenta a las autoridades ecuatorianas, que le acusan de ser responsable de uno de los peores desastres medioambientales del planeta.

Una corte de apelación de Nueva York confirmó una decisión de un tribunal estadounidense de marzo de 2014 que rechazaba una multa de 9.500 millones de dólares que un tribunal ecuatoriano había impuesto a la petrolera en 2011.

"No vemos un abuso de poder [...] en la decisión del tribunal de instancia" de rechazar que los demandantes hagan que la condena se aplique en Estados Unidos, explican los magistrados de la apelación, según los documentos judiciales consultados por la AFP.

En consecuencia, este veredicto es "confirmado", concluyen.

Esto supone un alivio para el grupo estadounidense, demandado por 30.000 indígenas de la región amazónica, que querían embargar sus activos en Estados Unidos para recuperar los 9.500 millones de dólares impuestos por la justicia ecuatoriana.

Los daños en la selva amazónica se remontan a los años de explotación de la estadounidense Texaco, activa en Ecuador entre 1964 y 1990 y adquirida en 2001 por Chevron.

La corte ecuatoriana de la provincia de Sucumbios había condenado a Chevron a pagar una importante multa, contestada por el grupo al considerar que el juez encargado del caso habría sido sobornado por los demandantes, quienes también habrían falsificado pruebas, según Chevron.

Los demandantes apelaron inmediatamente la sentencia, no solo ante la justicia estadounidense, sino ante tribunales brasileños, argentinos y canadienses, para obtener el embargo de activos de la mayor petrolera de Estados Unidos.

"Chevron se alegra de que haya prevalecido la verdad sobre el fraude y la corrupción", reaccionó el grupo este lunes.

Los demandantes, que dijeron estar "impactados", según una portavoz en Estados Unidos, afirmaron que iban a "examinar de cerca" la decisión del tribunal de apelación. "Vamos a explorar las opciones posibles", añadió.

afp_tickers

 AFP internacional