AFP internacional

La mina de Chuquitama en el norte de Chile el 10 de noviembre de 2005

(afp_tickers)

Uno de los sindicatos de trabajadores de la pequeña división El Salvador de la cuprífera estatal chilena Codelco -la mayor productora mundial de cobre- mantenía este martes paralizada la actividad del yacimiento en el marco de una huelga por mejoras salariales.

La movilización, que se produce en medio de un difícil momento económico de la compañía que produce un 11% del cobre mundial, es encabezada por el Sindicato Número 2 de la División Salvador de Codelco, que desde el lunes mantenía bloqueado los accesos a la mina tras no llegar acuerdo con la empresa en una negociación colectiva.

A través de un comunicado, Codelco rechazó las manifestaciones, asegurando que se trata de "un grupo minoritario de trabajadores propios y contratistas (que) se tomó ilegalmente las dependencias de División Salvador", la menos productiva de la estatal, en el norte de Chile.

"Codelco lamenta la interrupción de las faenas y califica de delicada la decisión tomada por este grupo menor de trabajadores, afectando a la mayoría que no puede acceder a sus labores, en momentos que son complejos para la empresa y especialmente para la propia división", informó.

Este martes, el presidente de la estatal, Nelson Pizarro, dijo esperar una rápida solución de este conflicto: "Esperamos que se produzca en los próximos días", dijo Pizarro, consultado por periodistas.

Salvador es la más pequeña de las minas de la gigante estatal chilena Codelco. El año pasado, produjo sólo 49.000 toneladas de cobre y lucha por mantenerse funcionando en medio de un difícil panorama financiero de la Codelco, que en el primer semestre del año anotó pérdidas por 97 millones de dólares tras la brusca caída en el precio internacional del metal.

"Como es de público conocimiento, la situación general de Salvador es crítica. Por una parte, sus leyes de mineral son poco competitivas, problema al que se suman sus altos costos de producción, que han aumentado casi cinco veces en los últimos 10 años", explicó la cuprífera chilena.

Este escenario, "no resiste ni aumentos de costos ni alteraciones en la continuidad de marcha y, por el contrario, exige aumentos en la productividad y mejoras en todos los indicadores relevantes".

La compañía informó además este martes que otro de sus yacimientos, Chuquicamata, reanudó este martes completamente sus faenas tras ser parcialmente paralizada la semana pasada por un accidente laboral.

afp_tickers

 AFP internacional