AFP internacional

El ministro de comercio chino, Gao Hucheng (C) durante la ceremonia de apertura de los ministros de comercio del G-20 el 9 de julio de 2016 en Shanghái

(afp_tickers)

China abogará este sábado en la reunión de ministros del G20 en Shanghái por impulsar el comercio mundial, con el fantasma del Brexit presente, en un momento en que los intercambios globales fluctúan en un nivel bajo.

Los ministros de Comercio de las 20 mayores potencias mundiales, que agrupan el 80% del comercio global, se reunirán el sábado y el domingo en la metrópolis financiera china, una cita a puerta cerrada para analizar un escenario económico que se proyecta sombrío.

"La recuperación económica sigue siendo débil y el comercio global fluctúa en niveles bajos", dijo el ministro chino Gao Hucheng antes del inicio de la reunión.

El director general de la Organización Mundial de Comercio (OMC), el brasileño Roberto Azevedo, dijo el viernes que 2016 va a ser el quinto año consecutivo en el que el comercio global crece por debajo del 3%, la expansión más baja en 30 años.

"En lo inmediato no hay signos de que vaya a haber un cambio significativo en la trayectoria que sigue el crecimiento del comercio", advirtió Azevedo.

En este contexto, la decisión de los británicos de abandonar la Unión Europea y las turbulencias que han sufrido los mercados financieros desde entonces, han contribuido a ensombrecer el panorama.

A comienzos de junio la OMC había advertido que la salida del Reino Unido de la UE costaría cada año 5.600 millones de libras [8.150 de dólares, 7.170 de euros] en aranceles a los exportadores británicos.

Sin embargo, el ministro británico de Comercio, Lord Mark Price, presentó una visión más positiva.

"No ha habido un mejor momento para invertir en el Reino Unido. La libra se depreció, los activos están a un precio atractivo", dijo esta semana en una visita a Pekín, en declaraciones difundidas por el diario Financial Times.

"Es el momento de comenzar a explorar nuestra opciones" en términos de acuerdos comerciales, agregó sin dar más precisiones.

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, reiteró la semana pasada la postura del bloque europeo de que no va a haber negociaciones antes de que el Reino Unido concrete oficialmente la salida del país de la UE.

- 'Retórica proteccionista' -

Por su parte, Azevedo llamó a realizar esfuerzos conjuntos en un momento en que las políticas monetarias ultra expansivas parecen tocar su límite.

"Es el momento de que los gobiernos comiencen a trabajar de manera conjunta para ver cómo el comercio puede impulsar el crecimiento mundial y el empleo", afirmó.

En el mismo sentido se pronunció el viceministro chino, Wang Shouwen, que abogó por impulsar entre los miembros del G20 la firma del Acuerdo de Facilitación del Comercio (TFA, por sus siglas en inglés), en declaraciones difundidas por la prensa estatal.

El TFA, considerado como el acuerdo de liberalización del comercio más importante de los últimos 20 años, tiene como fin reducir las barreras aduaneras.

Este acuerdo, muy sensible para el sector agrícola, enfrenta resistencias en varios países del G20 como Argentina, Canadá e Indonesia, entre otros. Para entrar en vigor, debe ser ratificado por dos tercios de los miembros del grupo.

Azevedo advirtió sobre la subida de la "retórica proteccionista extremadamente nociva" en todo el mundo, en un momento en que las discusiones para implantar el tratado transatlántico TTIP están rezagadas en muchos países por la resistencia que genera este tipo de acuerdo entre la población.

afp_tickers

 AFP internacional