AFP internacional

El presidente chino, Xi Jinping (dcha), saluda al de EEUU, Barack Obama, durante la última cumbre del G20, el pasado 4 de septiembre en la ciudad china de Hangzhou

(afp_tickers)

China levantó este jueves el embargo sobre algunos productos estadounidenses a base de carne de vacuno, una prohibición vigente desde 2003, cuando se descubrió en EEUU el primer caso de la enfermedad de las 'vacas locas'.

A partir de ahora estará permitida la importación a China de productos de carne de res, con o sin hueso, de animales de menos de 30 meses, indicó la agencia china de control de calidad (AQSIQ).

En 2006, Pekín había reducido el número de productos afectados por el embargo pero EEUU denunció entonces una decisión "muy limitada" e "insuficiente", argumentando que la carne bovina estadounidense era "segura".

El levantamiento de la prohibición, denunciada repetidamente por Washington, coincide con el aumento del consumo de carne, en particular australiana, en la segunda economía mundial, donde la clase media, cada vez más numerosa, está cambiando sus costumbres alimentarias.

La decisión, anunciada en la web de la AQSIQ, se aplica de inmediato y pone fin casi por completo al embargo, aunque con algunas condiciones, entre ellas que los productos "respondan a las exigencias chinas sobre trazabilidad, inspección y cuarentena".

"Todos reconocemos que EEUU produce una carne de res excelente ¿por qué deberíamos privarnos de ella?", dijo el primer ministro chino Li Keqiang a principios de esta semana durante una visita a EEUU, según el diario The Wall Street Journal. En agosto, Brasil también levantó el embargo sobre la carne estadounidense.

Durante el embargo muchos chinos compraban carne bovina estadounidense a través de páginas web, según los medios oficiales, y según un responsable estadounidense "gran parte" de esa carne escapaba a las restricciones de importación.

China mantiene embargos de importación de la carne de la Unión Europea por los casos de encefalopatía espongiforme bovina (EEB), desde hace 15 años. Pero según varias fuentes Pekín está negociando con Irlanda para levantarlo este mismo año.

En 2015 China fue el segunda importador mundial de productos agrícolas estadounidenses, según el departamento estadounidense de Agricultura (USDA), con un aumento de más de 200% en una década. Además el consumo de carne de res ha pasado de 3 kilos por habitante en 2005 a 3,8 kilos en 2016, según datos de la OCDE.

El levantamiento del embargo y las exportaciones son cruciales para los productores estadounidenses, que se enfrentan al exceso de oferta interior y a una importante caída del precio.

Hasta 2020, China consumirá 2,2 millones de toneladas suplementarias de carne bovina, con unas importaciones que alcanzarán el 20% del total, según los expertos del banco holandés Rabobank.

"Los precios de la carne de vacuno se han disparado y ahora son cuatro veces más altos que en el año 2000", según Rabobank.

China ya es el primer consumidor de cerdo del mundo pero no produce lo suficiente para satisfacer la demanda interior. En los primeros cuatro meses de 2016, el país dobló sus importaciones de cerdo procedente de Europa, según datos de la institución agrícola francesa MPB.

afp_tickers

 AFP internacional