AFP internacional

Una mujer indígena y su hijo debajo de un cartel en apoyo al proceso de paz entre el gobierno de Colombia y las FARC el 15 de julio de 2016 en Cali

(afp_tickers)

El gobierno de Colombia enfrenta el reto de legitimar la paz con las FARC en un plebiscito, tras haber recibido el aval de la justicia a este mecanismo de refrendación del acuerdo final con la guerrilla.

La Corte Constitucional declaró el lunes viable la realización de un plebiscito para que la ciudadanía apruebe o desapruebe el pacto final de paz que Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) negocian desde 2012 en Cuba para acabar con más de medio siglo de conflicto armado.

La luz verde a este mecanismo permitió al gobierno meterse inmediatamente de lleno en la campaña por el "Sí" a lo acordado, pero también lo desafía a movilizar a millones de ciudadanos en un país donde el abstencionismo electoral ha sido históricamente alto.

La Corte aprobó que el plebiscito será válido si los votos favorables al acuerdo de paz alcanzan al menos el 13% del censo electoral (unos 4,5 millones), un porcentaje propuesto por el gobierno y ratificado por el Congreso.

En caso de que no se alcance ese umbral o gane la opción del "No", Santos ha dicho que el país volverá "a la guerra".

El titular de la Registraduría, que organizará la consulta, Juan Carlos Galindo, aclaró este martes que el porcentaje de 13% es un umbral "de aprobación" y no solo de participación.

En declaraciones a Blu Radio, Galindo recordó que en Colombia la participación electoral suele ser muy baja y el voto no es obligatorio -inferior a 50% en elecciones nacionales-, y dijo que este umbral determina que "si hay menos votos por el 'Sí' que 4,5 millones, el mecanismo no es viable".

- "Es ilegítimo" -

Para el politólogo Fernando Giraldo, "es bueno que haya un umbral". "Cuando el voto no es obligatorio y no hay umbral, se corre el riesgo de que la asistencia sea muy baja y ahí sí la legitimidad se ve afectada", explicó a la AFP el catedrático de la Universidad Javeriana.

Sin embargo, el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), férreo opositor a los diálogos con las FARC por considerar que darán impunidad a los guerrilleros, opinó que así planteado este plebiscito "es ilegítimo".

"Haber bajado el umbral del 50% al 13%, con la anotación de que es un 13% (del censo electoral que debe votar) por el 'Sí' (...) es una trampa del gobierno", detalló en el programa radial "La Hora de la Verdad".

Más tarde, desde su finca en Rionegro (noroeste), cuestionó que el plebiscito permita "tener una sola pregunta para tantos temas controversiales que el Gobierno oculta tras la cautivante palabra paz".

Uribe, líder del derechista Centro Democrático, deberá decidir en los próximos días si hace campaña por el "No" o promueve la abstención en el plebiscito.

Santos, un político de centroderecha que ha hecho de la paz el buque insigne de su mandato, anunció la víspera que buscará sellar los puntos que resta acordar con las FARC y, una vez firmado el pacto final, convocará a los colombianos a las urnas, como quedó estipulado.

En la campaña por el "Sí" podrán participar los funcionarios estatales, aunque con restricciones y sin acceso a financiación con fondos públicos.

- #AplaudoALaCortexLaPaz -

En la tarde de este martes centenares de estudiantes, miembros de sindicatos y ministros del gobierno se reunieron en los alrededores de la Corte, en el centro de Bogotá, para celebrar la aprobación del plebiscito.

Portando camisetas blancas con el logo de "Sí a la paz", los asistentes aplaudieron durante cinco minutos en señal de gratitud con el alto tribunal. Entre ellos estuvieron los ministros del Interior, Juan Fernando Cristo, y de Educación, Gina Parody.

La actividad se convocó a través de las redes sociales y luego de que la etiqueta #AplaudoALaCortexLaPaz se convirtiera en tendencia.

"Lo que sucedió ayer con la Corte Constitucional allana el camino para un cambio de fondo en este país y creo que es una oportunidad única que va a dejar huella en muchas generaciones y la participación de ustedes en este proceso es fundamental", dijo Santos a líderes de izquierda con quienes se reunió este martes.

Las FARC, que habían aceptado acatar el fallo de la Corte sobre el plebiscito, no se han pronunciado sobre la decisión.

La exsenadora Piedad Córdoba, una de las más visibles promotoras de la iniciativa "La paz Sí es contigo", que congrega a dirigentes de izquierda y organizaciones sociales, se mostró optimista sobre la participación ciudadana.

"Nosotros vamos por 10 millones de votos por el 'Sí' y creemos que somos capaces de lograrlo", aseguró Córdoba, sobre esa meta del 30% del padrón.

afp_tickers

 AFP internacional