AFP internacional

Defensores del matrimonio entre personas del mismo sexo frente al Parlamento en Roma el 11 de mayo de 2016

(afp_tickers)

La Corte de Casación de Italia, máxima instancia judicial, reiteró este miércoles que las parejas homosexuales tienen la posibilidad de adoptar hijos "en casos particulares", un derecho que la nueva ley para la unión civil entre personas del mismo sexo no reglamenta.

"El interés del menor debe prevalecer siempre", sentenció la Corte de Casación, una decisión elogiada por las asociaciones de defensa de los homosexuales.

Para los magistrados, es "inaceptable evaluar la adopción de un menor exclusivamente en la orientación sexual de la madre del menor y del solicitante", explicaron al pronunciarse sobre un caso específico.

"Dedicamos esta victoria a los niños que nuestro parlamento ha discriminado y considerado invisibles", declaró en un comunicado la organización Arcigay, una de las principales asociaciones italianas de defensa de los derechos de los homosexuales.

El parlamento italiano adoptó en mayo una ley que reglamenta la unión civil homosexual tras meses de debates.

Sin embargo, para facilitar la adopción del texto, que tuvo la oposición de la Iglesia Católica y de los parlamentarios católicos de centro que forman parte de la mayoría gubernamental, el gobierno tuvo que hacer concesiones.

Una de ellas fue suprimir del texto la posibilidad de que la pareja formada por personas del mismo sexo adoptara el hijo natural del cónyuge. La adopción de niños extranjeros nunca fue considerado.

No obstante, la ley no cierra la puerta completamente a la adopción y considera que la autorización de una adopción debe concederse según el caso, si bien no reglamenta esta disposición.

Un puñado de casos han sido validados desde el 2014 por algunos tribunales, que han decidido dar prioridad a los intereses del menor, en particular a la "continuidad emocional".

El veredicto de la Corte de Casación es el primero en este sentido desde la aprobación de la ley. Otros casos están siendo examinados por los tribunales de la capital.

afp_tickers

 AFP internacional