AFP internacional

Voluntarios civiles sirios, llamados 'Cascos Blancos', ayudan a extraer un cuerpo de los escombros de un edificio tras un ataque aéreo en la zona rebelde de Al-Fardus, en Alepo (norte de Siria), el 23 de julio de 2016

(afp_tickers)

Cuatro hospitales de campaña y un banco de sangre en la ciudad siria de Alepo (norte) fueron alcanzados por bombardeos en las últimas 24 horas, agravando la situación humanitaria de los 200.000 habitantes de los barrios rebeldes.

En Damasco, bastión del presidente Bashar al Asad, ocho personas murieron y más de 20 resultaron heridas por morteros lanzados por los rebeldes, en el primer ataque de ese tipo desde hace meses, según el Observatorio sirio de Derechos Humanos (OSDH).

En Alepo, tanto los hospitales como el banco de sangre estaban situados en el barrio de Al Shaar, informó la Asociación de Médicos Independientes (IDA), un grupo de médicos sirios que apoya a centros médicos de la ciudad.

Un bebé de dos días murió en uno de los hospitales a causa del corte del aprovisionamiento de oxígeno tras el bombardeo, hacia la una de la mañana (23H00 GMT del sábado), agregaron desde la asociación.

Era el segundo bombardeo en el mismo hospital en unas nueve horas, según la IDA.

"Después del segundo bombardeo, tuvimos que trasladarle [al bebé] hacia abajo, al refugio antiaéreo, y por eso falleció", dijo Malika, jefa de enfermería del hospital infantil.

"El hospital está severamente dañado y no es la primera vez", dijo en una conversación por internet con representantes de la IDA a la que tuvo acceso la AFP.

Los cuatro hospitales estaban fuera de servicio el domingo.

Las áreas de Alepo controladas por la oposición son un blanco frecuente de los ataques aéreos del régimen de Bashar al Asad y de Rusia, aliado suyo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), Siria se convirtió en el lugar de trabajo más peligroso para los profesionales de salud, con 135 bombardeos o ataques contra instalaciones o personal sanitario en 2015.

- 'Destrucción de la asistencia sanitaria' -

Un periodista de AFP en el este de Alepo afirmó que los bombardeos se habían reanudado tras haber cesado brevemente el domingo por la mañana.

En las calles soloco circulaban las ambulancias que se dirigían a toda velocidad hacia las zonas bombardeadas.

Según la IDA, solo quedan cinco hospitales operativos en los barrios del este de Alepo, devastada por el asedio del régimen, que dura desde principios de mes.

"Después de que se cortara la última carretera de abastecimiento este mes, estamos enfrentando el desastre humanitario más grave, con la asistencia médica suspendida", dijo el grupo.

"El asedio y la destrucción de la asistencia sanitaria constituyen crímenes de guerra. Exigimos el fin inmediato del castigo colectivo infligido a la ciudad", denunció la IDA.

Los bombardeos en Damasco, por su parte, partieron de posiciones en las afueras de la ciudad, bajo control rebelde, según el OSDH.

Los proyectiles cayeron en los barrios de Bab Touma, Bab As Salama y Qaymariyé. En esta última zona los disparos alcanzaron un restaurante, agregó el Observatorio.

El conflicto sirio, que empezó en marzo de 2011, se convirtió en una compleja guerra con multitud de actores locales, regionales e internacionales implicados. Ha dejado más de 280.000 muertos y ha forzado a millones de personas a huir de sus hogares.

Una coalición liderada por Estados Unidos bombardea posiciones del grupo Estado Islámico (EI) desde 2014 y Rusia comenzó el año pasado una campaña de bombardeos en apoyo a las fuerzas del régimen de Asad.

- El gobierno dice que está dispuesto a dialogar -

Todos los intentos para que se respeten las treguas entre rebeldes y el régimen han fracasado en los últimos meses, así como los esfuerzos por alcanzar un acuerdo político.

El ministerio de Relaciones Exteriores se dijo dispuesto a "continuar con el diálogo intersirio, sin ninguna condición previa.

El comunicado, publicado por la agencia oficial Sana, que cita a un responsable del ministerio, agrega que Siria está "dispuesta a coordinar las operaciones aéreas contra el terrorismo en el marco del acuerdo entre Rusia y Estados Unidos".

Moscú y Washington acordaron la semana pasada cooperar militarmente en Siria contra los grupos yihadistas Estado Islámico (EI) y Al Nusra, rama local de Al Qaida.

Se espera que el secretario de Estado estadounidense John Kerry y su homólogo ruso, Serguei Lavrov, conversen sobre esta cuestión esta semana en Laos, al margen de una reaunión de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

afp_tickers

 AFP internacional