AFP internacional

Unos operarios trabajan en una fábrica del grupo automovilístico Honda Malaysia en Pegoh el 30 de enero de 2003

(afp_tickers)

Dos personas murieron en Malasia por la explosión de airbags defectuosos del fabricante japonés Takata, anunció el constructor de automóviles Honda, lo que eleva a 13 personas el total de fallecidos en el mundo por esta razón.

El primer fallecimiento tuvo lugar en abril, en el estado de Sabah, en la isla de Borneo, y el segundo en mayo, en el estado de Kedah.

"Honda confirmó que el inflador del airbag estalló en dos accidentes en abril y mayo", dijo Honda Malaysia en un comunicado publicado el miércoles. "Los dos accidentes provocaron la muerte trágica de los conductores", que conducían un Honda City.

Hasta ahora, ni Takata ni los constructores de automóviles han determinado las causas exactas de estos accidentes. Sin embargo, se han identificado tres causas: una sustancia química incapaz de absorber la humedad, condiciones climáticas extremas y una concepción inadecuada de los airbags.

afp_tickers

 AFP internacional