AFP internacional

Dos policías belgas montan guardia cerca de la estación de metro de Maalbeek el pasado 23 de marzo en Bruselas, al día siguiente de los atentados del 22-M

(afp_tickers)

La fiscalía federal de Bélgica anunció este martes la inculpación de dos personas más en la investigación de los atentados del 22 de marzo en Bruselas.

Los dos hombres están acusados de "participación en las actividades de un grupo terrorista, asesinatos terroristas y tentativas de asesinatos terroristas, como autor, coautor o cómplice".

Smail F., nacido en 1984, e Ibrahim F., nacido en 1988, estarían ambos vinculados con un piso alquilado en la calle Casernes de Etterbeek, un barrio de la aglomeración urbana de Bruselas, explica la fiscalía.

El sábado por la tarde, se registró un apartamento en esa dirección, durante una operación de gran envergadura con una presencia masiva de las fuerzas del orden. El resultado fue, sin embargo, "negativo", según dijo la fiscalía previamente.

La cadena belga RTBF afirmaba que ese apartamento sirvió de punto de partida el 22 de marzo a Khalid El Bakraoui, el suicida de la estación de metro de Maelbeek, acompañado de Osama Krayem, actualmente detenido e inculpado este fin de semana. "La investigación continúa activamente, día y noche", destacó este martes la fiscalía en su comunicado.

Tres suicidas (dos en el aeropuerto de Bruselas-Zaventem y uno en el metro) mataron el 22 marzo de 32 personas en la capital belga, en unos ataques reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico.

Los investigadores han encontrado numerosos vínculos entre los atentados de Bruselas y los cometidos en París el 13 de noviembre, que se saldaron con 130 muertos.

Según dijeron el fin de semana, el objetivo de la célula era volver a atentar en Francia, pero, ante el rápido avance de la investigación, decidieron de forma precipitada atacar en Bruselas.

afp_tickers

 AFP internacional