Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

De izq a dcha, la jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini; el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon; y los titulares de Exteriores de EEUU, John Kerry, y Rusia, Sergei Lavrov, el pasado 23 de septiembre en Nueva York

(afp_tickers)

A pesar de los fracasos para poner fin a la guerra en Siria, las potencias mundiales y regionales se reunirán el fin de semana en Europa, bajo los auspicios de Estados Unidos y Rusia, para intentar imponer el enésimo cese al fuego.

Rusia y Estados Unidos, que el 3 de octubre "suspendieron" oficialmente su diálogo bilateral sobre Siria, anunciaron este miércoles dos reuniones internacionales: la primera el sábado en Lausana (Suiza) y la segunda el domingo en Londres.

En la ciudad suiza los jefes diplomáticos de Estados Unidos y Rusia, John Kerry y Serguei Lavrov, se verán con sus homólogos de los países del Golfo y de Turquía.

"Discutirán un enfoque multilateral para resolver la crisis en Siria, sobre todo un cese duradero de las hostilidades y la reanudación de la entrega de ayuda humanitaria", precisó el Departamento de Estado norteamericano.

En Moscú el presidente ruso, "Vladimir Putin, expresó la esperanza de que la reunión del 15 de octubre en Lausana (...) sea productiva y contribuya realmente a resolver" el conflicto sirio, según un comunicado del Kremlin.

En una entrevista con la cadena televisiva CNN, Lavrov precisó que esas discusiones incluirán a Turquía, Arabia Saudita y quizás Catar.

"Preferiríamos un encuentro restringido, como una reunión de negocios en lugar de un debate del tipo Asamblea General" de la ONU, explicó el ministro de Relaciones Exteriores ruso.

Un responsable del Departamento de Estado norteamericano confirmó a la AFP el encuentro.

Hollande y la jefa de gobierno alemán Angela Merkel, por su parte, exhortaron este miércoles a Putin a comprometerse con un alto el fuego en Siria, durante una entrevista telefónica, según fuentes del Elíseo consultadas por la AFP.

Hollande "aprovechó la ocasión" de una entrevista esencialmente dedicada a la crisis ucraniana para "recordarle su postura sobre Siria al presidente Putin, sobre la urgencia de un alto el fuego y del acceso de la ayuda humanitaria", explicaron esas fuentes.

En la ONU no se sabía si el enviado especial para Siria, Staffan de Mistura, estaría presente en la reunión de Lausana. Un portavoz de las Naciones Unidas se limitó a decir que estas enésimas negociaciones intentaban "explorar la manera de reanudar las cruciales discusiones para encontrar una solución política" en Siria.

Al dia siguiente del encuentro de Lausana, John Kerry se desplazará a Londres para reunirse con sus "aliados internacionales", es decir con sus homólogos de las potencias europeas (Reino Unido, Alemania y Francia).

- "Histeria contra Rusia" -

Putin acusó este miércoles a Francia de haber querido "inflamar la situación" al forzar a Rusia a vetar una resolución de la ONU sobre el fin de los bombardeos en Siria.

Los franceses presentaron "un proyecto de resolución sabiendo que no sería aprobado, lograr que se vetara, inflamar la situación y atizar la histeria en torno a Rusia", declaró Putin en un discurso pronunciado en el marco de un foro económico en Moscú.

El ministro de Relaciones Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault, viajó a Moscú el 6 de octubre para entrevistarse con su homólogo Lavrov y presentarle el proyecto francés de resolución, recordó Putin.

Lavrov le dijo a Ayrault: "no votaremos contra la resolución si toman en cuenta nuestras enmiendas", contó Putin. "¿Y qué pasó luego? El ministro francés de Relaciones Exteriores viajó a Washington, se entrevistó con (John) Kerry y acusaron a Rusia de todos los pecados mortales", dijo Putin.

El veto de Rusia tensó las relaciones entre París y Moscú, y el martes el Kremlin anunció que Putin anulaba una visita a Francia prevista desde hacía tiempo.

Sin embargo, Putin no quiso dramatizar la situación, reafirmando en varias ocasiones su apego a Francia y su amistad con el presidente Hollande.

"Con el presidente Hollande tengo muy buenas relaciones personales, que aprecio mucho, y espero que nos ayudarán a superar las dificultades actuales", aseguró el presidente ruso.

En el terreno, en Siria, ataques aéreos y disparos de artillería contra zonas rebeldes de Alepo mataron al menos a siete personas, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El martes 27 personas, entre ellas cuatro niños, murieron en bombardeos cuando Rusia intensificaba sus ataques en el este de Alepo, en apoyo a una operación del ejército del régimen para recuperar el sector rebelde de la segunda ciudad del país, según el OSDH.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP