AFP internacional

El edificio sede de Iberdrola asoma tras el museo Guggenheim, en una fotografía tomada el 21 de febrero del año 2012 en Bilbao

(afp_tickers)

El beneficio de Iberdrola en el primer semestre del año, marcado por una demanda eléctrica estable en España y tasas de cambio desfavorables, cayó un 3,3%, hasta los 1.457 millones de euros, anunció este miércoles el grupo energético español.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) fue de 3.892 millones de euros, un 1,4% más que en el primer semestre de 2015. El grupo apuesta ahora por un crecimiento de su beneficio neto en 2016 de al menos un 5%.

Iberdrola explicó que los primeros seis meses del año estuvieron marcados por la evolución negativa de la libra inglesa y del real brasileño, y por la demanda estable de energía en España.

afp_tickers

 AFP internacional