Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Vista del desfile del carnaval de Niza, el 11 de febrero de 2017

(afp_tickers)

Bajo fuertes medidas de seguridad, el carnaval de Niza, uno de los más famosos del mundo, empezó este sábado, pero la afluencia del público fue menor que en las ediciones anteriores, siete meses después del atentado que dejó 86 muertos.

Por primera vez el desfile se celebra protegido con vallas y el acceso se ha hecho a través de pórticos de seguridad para registrar a los participantes. Están prohibidos los disfraces con accesorios como sables de pirata o pistolas de cowboy para evitar crear pánico.

Este año, el carnaval evita el Paseo de los Ingleses, donde el 14 de julio de 2016 un francotunecino se abalanzó con un camión contra la muchedumbre que celebraba la fiesta nacional francesa.

No se organizará ningún evento en esta avenida hasta que se cumpla un año de la tragedia, por respeto a las víctimas.

En el primer día de la celebración, el espectáculo estaba asegurado, con 16 carrozas, cada una adornada con 3.000 tallos de flores, cinco toneladas de mimosas y decenas de artistas y bailarines en el desfile. Pero el recuerdo del atentado estaba demasiado presente entre el público.

"Tenemos como un sentimiento de incertidumbre", comentó Louis, un treintañero que presenció al desfile junto a dos amigos rumanos. "Se ve en las tribunas, que no están llenas, da la impresión de que no es como siempre", agregó.

Los organizadores están un poco decepcionados por la baja asistencia. "Nunca tuvimos un inicio de carnaval con menos de 9.000 o 9.500 espectadores", señaló el director de la oficina de turismo, Denis Zanon. "Debemos ser unos 7.000", para una capacidad total de 14.000 plazas de pie o sentados, estimó.

Por el momento, las reservas se redujeron en un 20% respecto al año anterior, que registró 240.000 entradas de pago de un total de 600.000 visitantes durante los 15 días del carnaval.

Junto a los de Río de Janeiro (Brasil) y Venecia (Italia), el carnaval de Niza, que se celebrará hasta el 25 de febrero, se cuenta entre los más importantes del mundo.

AFP