AFP internacional

Pierre Moscovici, comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, durante una rueda de prensa que ofreció el pasado 5 de febrero en Bruselas

(afp_tickers)

El crecimiento económico en la zona euro se aceleró en el primer trimestre del año, hasta el 0,6%, tras el 0,3% del cuarto trimestre de 2015, indicó este viernes la oficina europea de estadísticas Eurostat en una primera estimación.

Esa cifra provisional de +0,6% de enero a marzo es sustancialmente mejor de lo que esperaban los analistas, según las estimaciones divulgadas por Facset, que apostaba por un crecimiento del 0,4%.

En términos interanuales, la Eurozona (19 países con la misma moneda) ha crecido un 1,6%. En los dos últimos trimestres de 2015, la zona registró el mismo índice, un 0,3%. Comparativamente, EEUU obtuvo un crecimiento del 0,5% en el primer trimestre de 2016.

A pesar de ese buen registro, la inflación volvió a enfriar los ánimos. En el mes de abril cayó hasta números negativos, un -0,2%. La eurozona había registrado un 0% de inflación en marzo, y los analistas tenían la esperanza de que volviera a repetirse ese guarismo en abril.

El Banco Central Europeo (BCE) mantiene desde hace más de un año un excepcional paquete de medidas de estímulo monetario, incluida la compra de deuda, para que la inflación retome vuelo y acompañe al crecimiento, sin mucho éxito hasta ahora.

En el frente del desempleo, las noticias fueron buenas en este primer trimestre de 2016. En marzo cayó un 10,2% en comparación con el 10,4% de febrero (cifra revisada), anunció Eurostat.

Esa cifra es mejor que el consenso de los analistas interrogados por el gabinete de análisis financiero Facset, que apostaba por un 10,3% en marzo. Se trata de la tasa más débil registrada en la zona euro desde agosto 2011, señala Eurostat.

afp_tickers

 AFP internacional