Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Peter Dattels, director adjunto del Departamento de Mercados financieros del FMI, habla durante una conferencia de prensa, el 5 de octubre de 2016 en Washington

(afp_tickers)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) expresó este miércoles su preocupación sobre los bancos occidentales y particularmente los europeos, en momentos en que la situación del Deutsche Bank y otras instituciones inquieta a los mercados.

Amenazado con una multa multimillonaria por Estados Unidos por haber vendido créditos hipotecarios de alto riesgo ("subprime"), que precipitaron la crisis mundial de 2008-2009, el banco alemán provocó la caída de las bolsas europeas, preocupadas por la fragilidad del sector.

Deutsche Bank forma parte de los bancos de inversión que "tratan de abandonar un modelo de actividad obsoleto" basado en instituciones gigantescas, estimó Peter Dattels, el director adjunto del Departamento de Mercados financieros, durante una conferencia de prensa.

Según él, el banco alemán debe seguir "convenciendo a los inversores de que su modelo de actividad en el futuro es viable y que enfrenta los riesgos implícitos en la demanda" en curso.

Las instituciones financieras de las economías avanzadas enfrentan una "serie de desafíos estructurales y coyunturales y se deben adaptar a esta nueva era de débil crecimiento y de tasas de interés bajas", indicó el FMI en su nuevo informe sobre la estabilidad financiera.

- Rescate público -

La reglamentación más estricta del sector, el bajo costo del crédito y el peso de los préstamos en mora minan la rentabilidad de esos bancos así como su capacidad para apoyar el crecimiento, y al final podrían "afectar la estabilidad financiera", advirtió el FMI.

Su capitalización bursátil global perdió 430.000 millones de dólares, en un contexto de economía estancada.

Y aunque se registre una fuerte recuperación, más de un cuarto de los bancos de los países ricos - que administran 11,7 billones de dólares en activosactivos, es decir cuatro veces más que el PIB de Francia - seguirían siendo "débiles y enfrentados a importantes dificultades".

En Europa la situación es especialmente alarmante. Allí cientos de bancos siguen debatiéndose con "niveles aún muy elevados de préstamos dudosos" que podrían transformarse en bruscas pérdidas, aseguró el FMI.

En ese continente, el sector bancario debe ser reformado en profundidad con una reducción del número de establecimientos y limitando la costosa remuneración de depósitos bancarios, especialmente en Francia, con el objetivo de recuperar la rentabilidad, alegó el Fondo.

"Sin una mejora sensible de la capacidad de los bancos frágiles de generar el capital suficiente internamente, se corre el riesgo de que los inversores duden antes de inyectar dinero fresco para compensar las pérdidas vinculadas a los préstamos dudosos", escribió el FMI.

El único recurso de los bancos en dificultad sería entonces pedir un rescate público, algo que varios países europeos han rechazado con firmeza.

El gobierno alemán rechazó recientemente cualquier "plan de recate" público para ayudar al Deutsche Bank, que se enfrenta a una multa de al menos 5.400 millones de dólares en Estados Unidos.

El FMI rechazó por su parte la idea de que Estados Unidos es más severo en cuanto a las penas con los bancos extranjeros que con sus homólogos estadounidenses.

"En realidad, cuando uno mira la amplitud de estas multas, se da cuenta que las instituciones estadounidense han sufrido más que otros países", estimó Matthews Jones, asistente director del Departamento de Mercados Financieros.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP