AFP internacional

Logo de la red social Twitter el 11 de septiembre de 2013 en Londres

(afp_tickers)

El jefe de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) dijo el martes estar "perplejo" por la decisión de Twitter de negar a los servicios de inteligencia de Estados Unidos el acceso a datos que ayuden a frustrar ataques violentos.

El director de la NSA, almirante Michael Rogers, hizo los comentarios ante el Congreso en respuesta a las críticas del senador John McCain contra Twitter por negar el acceso al servicio de análisis en tiempo real llamado Dataminr.

McCain preguntó a Rogers acerca de un informe del diario The Wall Street Journal de mayo de que Twitter había impedido a los servicios de inteligencia usar Dataminr, que utiliza algoritmos y herramientas de búsqueda para detectar patrones entre los tuits.

El senador dijo que el reporte indicaba que Dataminr había alertado a sus clientes minutos antes del ataque en Bruselas este año y cuando comenzaron a desarrollarse los atentados en noviembre en París.

"Así que estamos en una situación donde tenemos la capacidad de detectar ataques terroristas...Sin embargo para anticiparnos a estos ataques tenemos que manejar cierta información, ¿y Twitter se rehúsa a permitir cierta información que literalmente puede prevenir ataques?", se preguntó el senador, al frente del Comité de servicios armados.

Rogers respondió: "Sí, señor, y al mismo tiempo (Twitter) aún está dispuesto a proporcionar esa información a otros para hacer negocios, para vender, para obtener ganancias".

Y agregó "estoy perplejo por el enfoque en este incidente en particular...Claramente, deseo tener una mejor comprensión, y que quizás haya información de la que no estoy al tanto".

McCain luego escribió en Twitter: "Deben avergonzarse".

Twitter ha dicho que permite tanto al gobierno como a las empresas utilizar datos, siempre y cuando no sea con fines de "vigilancia". Los reportes de prensa han dicho que Twitter, quien posee una participación en Dataminr, no quería dar la impresión de estar demasiado cerca de la inteligencia estadounidense.

"Dataminr usa tuits públicos para vender noticias urgentes a medios de comunicación y agencias gubernamentales, que no tengan objetivos de vigilancia," dijo un portavoz de Twitter en un comunicado.

"Debido a las preocupaciones por la privacidad, no hemos autorizado a Dataminr ni a terceros a vender datos a una agencia gubernamental o de inteligencia con fines de vigilancia. Se trata de una política de larga data de Twitter, no es una nueva disposición".

La disputa sobre Twitter es la última a la fecha entre las empresas tecnológicas estadounidenses y el gobierno sobre el grado de cooperación en la lucha contra la delincuencia y otras formas de violencia, que conciernen problemas de privacidad.

La declaración agrega que Twitter "responde a un proceso legal válido emitido de conformidad con la legislación vigente, y nuestro informe más reciente de transparencia muestra más de 5.000 solicitudes del gobierno estadounidense sólo en 2015".

afp_tickers

 AFP internacional