AFP internacional

Una trabajadora en una oficina de Washington, el 10 de septiembre de 2015

(afp_tickers)

Las empresas de Estados Unidos generaron menos empleos nuevos en abril debido al lento crecimiento de la economía, lo que atizó la inquietud por una prolongada ralentización de la mayor potencia económica mundial.

Inesperadamente, la creación de nuevos puestos de trabajo cayó a su menor nivel en siete meses, con sólo 160.000, dijo este viernes el Departamento de Trabajo. Esta cifra está muy por debajo de las 207.000 nuevas contrataciones que esperaban los analistas.

En marzo se habían creado 208.000 nuevos empleos.

Aun así, los datos de abril muestran un fuerte ritmo de incorporación de trabajadores al mercado laboral y mantiene la tasa de desempleo en el 5%, una de las menores entre las principales economías del planeta.

Al quedar debajo del promedio semestral de 242.000 puestos nuevos, el mes de abril aumentó las preocupaciones sobre el perezoso crecimiento económico, del 0,5% en el primer trimestre, y hace temer que esa lentitud persista en el segundo trimestre.

Los analistas observaron también que en los datos laborales de abril hay bastantes señales de que el decrecimiento es temporal y mencionaron, por ejemplo, un elevado nivel de contrataciones en importantes sectores de servicios.

Sin embargo, los analistas encontraron también que la Reserva Federal (Fed) tiene ahora más espacio para evitar subir las tasas de interés en junio y endurecer así la política monetaria.

"Ciertamente este no es el informe que la Reserva Federal esperaba ver. Pero, al mismo tiempo, los detalles sugieren su velocidad subyacente", dijo Harm Bandholz, economista jefe de UniCredit Economics.

Los datos sugieren que los aumentos de los dos meses anteriores pudieron haber sido sobreestimados.

La cantidad de personas fuera de la fuerza laboral aumentó en 562.000 y la tasa de participación laboral cayó 2 puntos porcentuales, al 62,8%, y perdió lo que había ganado hace poco.

El mes pasado, las contrataciones estuvieron virtualmente estancadas en el sector de la construcción, el cual había agregado 41.000 empleos en marzo. La minería, sector que incluye carbón, petróleo y gas natural, mantuvo su sangría de empleos.

El comercio minorista, que contribuyó mucho al crecimiento el año pasado, perdió unos 3.000 empleos, tal vez a consecuencia de los menores gastos de los consumidores que tanto sorprenden y preocupan a los analistas.

Las contrataciones siguieron siendo elevadas en el sector de la salud y en los servicios profesionales.

Y el incremento de la remuneración de la hora de trabajo aumentó en la comparación mensual, pero se mantuvo ligeramente por encima del 2,5% en la comparación año a año.

El economista de la Universidad de Michigan Betsey Stevenson alegó que los datos laborales de abril son tan fuertes como pueden serlo.

"Necesitamos un crecimiento de unos 80.000 nuevos empleos por mes para mantener la estabilidad y este mes esa cantidad se duplicó. Es un crecimiento bastante bueno para una tasa de desempleo de 5%", dijo en su cuenta de Twitter.

Nariman Behravesh, economista de la consultora IHS, consideró que los resultados de abril son una "venganza estacional" después de la fortaleza que mostró el mercado laboral a comienzos de año.

"Muchos de los indicadores del mercado de trabajo siguen mostrando fortaleza", sostuvo, y previó que la creación nuevos trabajos rebote a niveles mayores a 200.000.

afp_tickers

 AFP internacional