AFP internacional

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan (d), estrecha la mano del designado primer ministro, Binali Yildirim, el 24 de mayo de 2016 en Ankara

(afp_tickers)

El nuevo primer ministro de Turquía presentó este martes un nuevo Gobierno compuesto por fieles al presidente y hombre fuerte del país, Recep Tayyip Erdogan, y prometió una transición hacia un sistema presidencial.

Erdogan aprobó el nuevo equipo ministerial en el que la mayoría de los pesos pesados del Gobierno anterior mantienen su cargo, como Mevlut Cavusoglu al frente de las Relaciones Exteriores y Mehmet Simsek, viceprimer ministro encargado de Economía, para gran alivio de los mercados, que lo consideran garante de estabilidad.

El principal cambio es la llegada de Omer Celik, portavoz del Partido Justicia y Desarrollo (AKP, islamoconservador), al Ministerio de Asuntos Europeos en sustitución de Volkan Bozkir, un diplomático de carrera que negoció un polémico acuerdo firmado el 18 de marzo con la Unión Europea para frenar la llegada de migrantes a Europa.

Berat Albayrak, yerno y protegido de Erdogan, conservó su cartera de Energía y Efkan Ala la de Interior, después de que Turquía sufriera este año atentados mortíferos atribuidos a la rebelión kurda y al grupo yihadista Estado Islámico (EI).

La única mujer del nuevo ejecutivo de 26 integrantes es Fatma Betül Sayan Kaya, nombrada ministra de la Familia y de la Política social.

Yildirim, de 60 años, elegido el domingo líder del AKP, anunció de entrada que iba a obrar por una transición a un sistema presidencial, como desea Erdogan. El nuevo jefe de Gobierno sucede a Ahmet Davutoglu, obligado a dejar el cargo por divergencias con Erdogan.

- Erdogan "nuestro líder" -

"Nuestro camino y nuestra causa son los tuyos" exclamó Yildirim dirigiéndose a Erdogan, "nuestro líder", en un discurso en el Parlamento entre los aplausos de los diputados del AKP, claramente mayoritario en el hemiciclo. "Los trámites para cambiar la Constitución actual y pasar a una sistema presidencial serán lanzados en los más breves plazos", aseguró.

La ambición del jefe de Estado turco de presidencializar el régimen suscita preocupación en Turquía y en el exterior. La canciller alemana, Angela Merkel, expresó el lunes su "profunda preocupación" tras el levantamiento de la inmunidad parlamentaria a numerosos diputados prokurdos, expuestos a ser encausados judicialmente.

Ello podría beneficiar al AKP, que no tiene actualmente una suficiente mayoría en el Parlamento para revisar la Constitución y reforzar las prerrogativas de Erdogan, un proyecto al que la oposición se opone claramente.

Yildirim, exministro de Transportes, es un antiguo compañero y fiel aliado de Erdogan, su mentor político.

En lo referente a la política extranjera de Turquía -afectada por la guerra en la vecina Siria- el nuevo jefe de Gobierno, relativamente novato en la materia, resumen así su proyecto: "Vamos a aumentar nuestro número de amigos y reducir el de enemigos".

Entre las prioridades de su Gobierno, Yildirim quiere proseguir el desarrollo económico y prometió continuar la lucha contra el Partido de los trabajadores del Kurdistán (PKK) y sus insurgentes kurdos, con los que se han reanudado combates desde el verano pasado, tras el fracaso de una serie de negociaciones de paz.

El primer consejo de ministros se celebrará el miércoles en el gigantesco complejo presidencial de Ankara, según informó la agencia de prensa progubernamental Anatolia.

El programa del nuevo Gobierno será presentado a la asamblea a partir de este martes por la tarde. En los próximos día habrá un voto de confianza.

afp_tickers

 AFP internacional