AFP internacional

Un hombre levanta las manos tras una valla durante una protesta de migrantes paquistaníes y afganos contra la deportación a Turquía, en el centro de detención de Moria en Mitilene, en la isla griega de Lesbos, el 5 de abril de 2016

(afp_tickers)

El papa Francisco efectuará una visita relámpago el 16 de abril a la isla griega de Lesbos para dar su apoyo a los migrantes provenientes de Asia y África, y para manifestar su solidaridad a los refugiados sirios que están siendo expulsados de Europa.

La fecha del viaje fue anunciada este jueves por el Vaticano dos días después de que fuera anunciada la visita de Francisco por las autoridades griegas.

El pontífice argentino, que quiere ser identificado como el papa de las periferias, quiere con su visita a Lesbos dar voz a los migrantes que se ven obligados a cruzar continentes tanto en América como en Europa, para huir del hambre, la pobreza y los conflictos.

Invitado por Bartolomé I, el patriarca de Constantinopla y líder espiritual de los ortodoxos, así como por el presidente griego, Prokopis Pavlopulos, Francisco irá a la isla "para reunirse con los migrantes acogidos allí", explicó el servicio de prensa del Vaticano.

El papa argentino, hijo de inmigrantes italianos, es sumamente sensible al tema y desde que fue elegido para el trono de Pedro, en marzo de 2013, ha manifestado su solidaridad con los inmigrantes de todo el mundo, que arriesgan su propia vida en pos de un futuro mejor.

El papa permanecerá sólo algunas horas en Lesbos, tal como ocurrió en julio de 2013 durante su primer viaje como pontífice dentro de Italia, cuando visitó la isla de Lampedusa, en el sur de Italia, para denunciar la indiferencia de Europa ante el drama de los emigrantes y refugiados, tras una serie de dramáticos naufragios.

- Contra la devolución de refugiados -

Desde Lesbos, emblema actual de ese drama, el papa va a denunciar la política de devolución de los refugiados y dará su apoyo a los sirios que están siendo expulsados.

"El fenómeno migratorio plantea un importante desafío cultural, que no se puede dejar sin responder", escribió el papa en un tuit divulgado el 31 de marzo.

La isla griega es actualmente la principal puerta de entrada de los inmigrantes a Europa y aloja 3.000 personas, en su gran parte en el campo de Moria. Por las islas del Egeo pasaron en 2015 al menos 850.000 personas y en lo que va de año 2016, 150.000 migrantes transitaron por ellas.

Durante su breve estancia, Francisco estará acompañado también por Bartolomeo I y el arzobispo ortodoxo de Atenas, Jerónimo II y es posible que presidan una oración ecuménica, en un gesto dirigido a todos los migrantes, de diferentes religiones, en una región con una mayoría ortodoxa.

Francisco ya denunció la situación de los refugiados durante el Vía Crucis de la Semana Santa y lavó los pies de varios de ellos el Jueves Santo, en un centro de acogida a las afueras de Roma.

La visita a Lesbos será celebrada una semana después del inicio de las deportaciones de inmigrantes desde Lesbos a Turquía, en virtud del acuerdo firmado entre la Unión Europea y Ankara para frenar la crisis.

Un acuerdo que la Iglesia católica no aprueba y que "la totalidad de la organizaciones que trabajan sobre el terreno -entre ellas, ONG católicas como Cáritas, el Servicio Jesuita para Refugiados o Mensajeros de la Paz- han calificado de 'inhumano'", recordó la página católica internet Religión Digital.

El papa ha denunciado en repetidas ocasiones la situación social y humanitaria en Grecia y en febrero elogió el "generoso socorro" que ese país ofrece a los migrantes.

"Espero que esta visita sirva para que Europa promueva acciones nuevas, salga de ese atolladero que vive por la gestión de los refugiados y estimule la disponibilidad de los países de llegada para que aumente significativamente el número de refugiados y de las personas que piden asilo", comentó el director general de la fundación católica Migrantes, Gian Carlo Perego.

Será el segundo viaje de un pontífice a Grecia tras el celebrado por Juan Pablo II en mayo de 2001. El papa tiene planeado viajar a Armenia en junio y a Polonia en julio.

afp_tickers

 AFP internacional