AFP internacional

Unos sirios protestan contra las elecciones legislativas el 13 de abril de 2016 en la ciudad rebelde de Duma, a las afueras de Damasco

(afp_tickers)

El partido Baas, en el poder en Siria, y sus aliados ganaron, como se preveía, la mayoría de los escaños en las legislativas celebradas el 13 de abril en los territorios controlados por el régimen de Bashar al Asad, según los resultados oficiales.

Según la comisión electoral, la mayoría de los 250 escaños del Parlamento recayó en el partido Baas, en el poder desde hace 50 años en este país devastado por la guerra.

Los 200 candidatos de la lista Unión nacional, a la que pertenece el partido, obtuvieron escaños, informa este domingo el diario Al Watan, próximo al poder.

El índice de participación fue del 57,56%, según la comisión electoral, citada por la agencia oficial Sana. Un total de 5,08 millones de los 8,83 millones de votantes potenciales acudieron a las urnas para elegir entre los 3.500 candidatos a estas elecciones, tachadas de "ilegítimas" por la oposición.

Siria contaba con unos 23 millones de habitantes en 2011, pero la guerra ha provocado millones de desplazados, según la ONU.

Entre los candidatos con escaño figuran los miembros de la delegación del régimen presente en Ginebra, donde se celebra una nueva ronda de negociaciones indirectas entre el Gobierno y los rebeldes en busca de una salida a la guerra, que ha causado más de 270.000 muertos desde hace cinco años.

También hay artistas favorables al régimen de Damasco, como el director de cine Najdat Anzour o el actor Aref al Tarif.

Toda la oposición al régimen y los países occidentales consideran estas elecciones "ilegítimas". Pero Rusia, aliado de Damasco, afirma que son "acordes con la Constitución siria actual". La ONU pide, por su parte, elecciones generales en el país en 2017.

afp_tickers

 AFP internacional