AFP internacional

Unos soldados iraquíes observan una bandera del grupo yihadista Estado Islámico el 9 de abril de 2016 en Jarbardan

(afp_tickers)

El principal reclutador australiano enrolado en el grupo yihadista Estado Islámico, vinculado también a varios ataques en Australia, murió en Irak en un bombardeo de Estados Unidos, informó este jueves Camberra.

Las autoridades australianas y estadounidenses calificaron de relevante la muerte de Neil Prakash, ya que este desempeñaba un importante papel como reclutador del grupo yihadista.

El fiscal general George Brandis dijo que Washington informó a Canmberra de que Prakash murió en la ciudad iraquí de Mosul el 29 de abril. "Prakash era un importante miembro del EI, un reclutador y un organizador de ataques experimentado", dijo en un comunicado conjunto con la ministra de Defensa australiana, Marise Payne.

Según Brandis, el combatiente australiano fallecido estaba "implicado en varios proyectos de atentados en Australia y había llamado a ataques de lobos solitarios contra Estados Unidos".

Neil Prakash, quien se marchó de Australia en 2013 y era conocido como Abu Jaled al Cambodi, aparece citado en la presunta preparación de un ataque por el Anzac Day en 2015, fiesta nacional que rinde homenaje a los soldados australianos muertos en combate. El combatiente yihadista también aparece en vídeos de propaganda del EI, entre ellos uno en el que instaba a atacar a Australia.

Estados Unidos también comunicó a Camberra la muerte de una australiana y de su marido sudanés, considerados por las autoridades reclutadores del EI, en un ataque aéreo el 22 de abril cerca de la ciudad siria de Al Bab (noroeste).

La mujer, Shadi Jabar Khalil Mohamad, era la hermana de Farhad Jabar, un joven de 15 años que mató a un agente administrativo de la policía en Sídney el pasado mes de octubre, antes de morir en un tiroteo poco después.

El aumento del extremismo islamista en su suelo preocupa a Australia desde hace varios años, llegando a elevar en septiembre de 2014 su nivel de alerta ante un eventual ataque. Al menos se han desbaratado seis atentados en territorio australiano en los últimos 18 meses, según el Gobierno.

afp_tickers

 AFP internacional