AFP internacional

Avigdor Lieberman, durante la sesión parlamentaria en que se le nombró ministro de Defensa, este lunes 30 de mayo en Jerusalén

(afp_tickers)

El ultranacionalista israelí Avigdor Lieberman fue investido este lunes ministro de Defensa, después de que la coalición de Benjamin Netanyahu zanjara discrepancias que amenazaban su entrada en el gobierno.

El Parlamento aprobó el nombramiento de Lieberman por 55 votos a favor -sobre un total de 120- 43 en contra y una abstención. Los restantes diputados no participaron en la votación.

Con la entrada de Lieberman, este gobierno es, según los expertos, el más derechista de la historia en Israel. Lieberman, en quien los palestinos ven una "verdadera amenaza" para la estabilidad regional, se encargará del ministerio que supervisa precisamente los Territorios Palestinos, ocupados por Israel desde hace casi medio siglo.

Lieberman, de 57 años, reemplaza en la Defensa a Moshé Yaalon, considerado un abogado de la moderación frente a los palestinos.

Lieberman trae consigo los cinco escaños parlamentarios de su partido, Israel Beitenu, permitiendo así a Netanyahu ampliar su frágil mayoría de 61 a 66 escaños (de 120). También, otra integrante de Israel Beitenu, Sofa Landver, fue a su vez investida como ministra de Integración.

Los dos nuevos ministros prestaron juramento, pero sin pronunciar discursos.

- Maniobras para un acuerdo -

La maniobra política de Netanyahu se enfrentó en los últimos días a una oposición de último minuto de uno de los miembros de la coalición, el partido nacionalista y religioso Hogar Judío, dirigido por Naftali Bennet.

Bennet exigía la creación de un puesto de agregado militar en el gabinete de seguridad, que funciona como un consejo de ministros restringido que decide sobre las cuestiones más estratégicas, como las guerras.

Para Bennet, se trataba de asegurarse que tales decisiones impliquen a todo el gabinete y no a unos pocos ministros, como sucedió durante la guerra de Gaza de 2014.

El partido Hogar Judío afirmaba que, si no se cumplía su exigencia, se opondría a la investidura de Lieberman e incluso provocaría legislativas anticipadas. Sin los ocho votos de Hogar Judío en el Parlamento, Netanyahu no tiene mayoría.

El domingo se llegó a un acuerdo, indicó en un comunicado el Likud, partido del primer ministro Netanyahu.

"La crisis de la coalición ha terminado", agregó el texto.

El gabinete del gobierno aprobó este lunes el nombramiento de los nuevos ministros, que fueron luego investidos por el Parlamento, indicó el comunicado.

Según los términos de este compromiso, los miembros del gobierno, incluidos los del partido de Bennet, recibirán informes personales frecuentes de parte del consejero de seguridad nacional, que depende de Netanyahu.

Este acuerdo será válido por un periodo de tiempo determinado, durante el que un grupo de expertos examinará las maneras de mejorar los procedimientos de información sobre cuestiones estratégicas dentro del ejecutivo.

- Dudas y promesas -

Los observadores se interrogan sobre un posible endurecimiento de la política ante los palestinos tras la llegada al Ministerio de Defensa de un hombre conocido por sus diatribas antiárabes y su belicoso populismo.

La nueva composición del gobierno israelí "provoca dudas", declaró la semana pasada el Departamento de Estado norteamericano.

Lieberman intentó disipar estos temores y prometió llevar a cabo una política "responsable" y "equilibrada" en el Ministerio de Defensa.

"Lo primero a lo que me comprometo es a una política responsable, razonable", dijo entonces a la prensa Lieberman, que también abogó por una "política equilibrada".

"Estamos uniendo nuestras fuerzas para hacer avanzar hacia adelante a Israel, declaró por su parte el presidente Benjamin Netanyahu.

Liebermann fue mentor y luego ministro de Exteriores (2009-2012 y 2013-2015) de Netanyahu.

afp_tickers

 AFP internacional