AFP internacional

Policías franceses detienen a un aficionado inglés durante unos disturbios el pasado 11 de junio en la ciudad de Marsella, antes del partido Rusia-Inglaterra

(afp_tickers)

Las fuerzas del orden francesas efectuaron 323 detenciones por hechos de violencia, robos o degradación de bienes desde el inicio de la Eurocopa de fútbol, el pasado 10 de junio, anunció este jueves el Ministerio del Interior de Francia.

"Entre las personas detenidas, 196 quedaron retenidas para averiguación de antecedentes y ocho de ellas fueron condenadas a penas de prisión efectiva y otras tres a prisión en suspenso", añadió el Ministerio del Interior en un comunicado de prensa, sin dar más precisiones.

Veinticuatro personas, entre ellas 20 arrestadas en Marsella y otras cuatro en Lille, fueron expulsadas del territorio francés, según fuentes oficiales.

Desde el inicio de la Eurocopa, que finaliza el 10 de julio, el torneo se vio manchado por disturbios y actos de violencia por parte de hooligans principalmente, como ocurrió el sábado pasado en Marsella al margen del partido Inglaterra-Rusia (1-1) que dejó un balance de 35 heridos y varios detenidos.

Una pelea en la 'fan zone' de la Eurocopa de fútbol en Lyon, entre aficionados albaneses y franceses, dejó dos heridos leves por arma blanca, confirmaron este jueves fuentes próximas al caso. Las fuerzas del orden tuvieron que intervenir para poner fin al enfrentamiento.

Es la primera vez desde el inicio de la competición que la policía tiene que intervenir directamente en una 'fan zone', los recintos habilitados en las ciudades-sede para que los aficionados puedan seguir juntos los partidos en pantallas gigantes.

Una intervención en las mismas necesita una solicitud de la UEFA, la organizadora del torneo y responsable de la instalación.

Poco antes de los dos goles de Francia en el final de su partido ante Albania, hinchas albaneses atacaron a aficionados franceses que estaban cantando su himno nacional, informó la policía, confirmando una información de la radio Europe 1.

Un francés recibió una puñalada en un muslo y un belga en un glúteo. Los ataques vinieron de dos personas diferentes que no pudieron ser identificadas, lo que significa que por lo menos dos cuchillos pudieron ser introducidos en la 'fan zone', cuyo acceso se realiza a través de arcos de seguridad.

No hubo detenciones hasta el momento por estos ataques. "Es el primer golpe duro desde la apertura de la 'fan zone", comentó un responsable de la policía, estimando que la introducción de armas blancas en el recinto es "preocupante".

Como consecuencia, la prefectura pidió a GL Events -encargada del funcionamiento de la fan zone-, a la alcaldía de Lyon y a la empresa de seguridad Byblos que refuercen los cacheos en la entrada.

A pesar de la meteorología revuelta, unas 16.000 personas se reunieron en la 'fan zone' de Lyon, situada en la emblemática plaza Bellecour, para ver allí el partido Francia-Albania, en el que los anfitriones consiguieron la clasificación para los octavos de final.

afp_tickers

 AFP internacional