AFP internacional

Unos banderines favorables al 'brexit' colocados en un barco de pesca en Ramsgate, en Reino unido, el 13 de junio de 2016

(afp_tickers)

El exprimer ministro británico Gordon Brown asumió este lunes el liderazgo de la campaña laborista a favor de la Unión Europea justo cuando crece la perspectiva de un 'brexit', como reflejaron las bolsas.

Dos sondeos del referéndum del 23 de junio aparecidos este fin de semana dieron ventaja a los partidarios del 'brexit', cuyos mantras son la recuperación de la soberanía perdida y el freno a la inmigración de Europa.

La media de los últimos seis sondeos elaborada por la página WhatUKThinks daba el lunes un empate y el temor creciente al 'brexit' se apoderó de las bolsas, que este lunes sufrieron caídas en todo el mundo.

Además, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, advirtió, en unas declaraciones al periódico alemán Bild, que teme que la salida "significaría no sólo el inicio de la destrucción de la UE, sino también de la civilización política occidental en su totalidad".

La campaña ha sido hasta ahora una batalla entre conservadores, encabezados de un lado por el primer ministro David Cameron, defensor de la permanencia, y por el exalcalde de Londres Boris Johnson, partidario de salir, del otro.

La pasividad del líder laborista, Jeremy Corbyn, despertó inquietud y desembocó en la irrupción de Brown, como la que protagonizó en el referéndum de independencia de Escocia de 2014, que tuvo, según todos los observadores, un papel clave en la victoria del "no".

"El Reino Unido lideró a Europa contra el fascismo, el Reino Unido creó la Convención europea de derechos humanos, el Reino Unido lideró los esfuerzos para persuadir al este de Europa que se integrase en la Unión Europea, el Reino Unido siempre ha liderado cuando las cosas se ponían difíciles en Europa, y creo que es el momento de volver a ser líderes", dijo este lunes en la radio BBC el que fue primer ministro entre 2007 y 2010.

Brown restó dramatismo a la llegada de miles y miles de inmigrantes europeos, una de las inquietudes principales de los viejos votantes laboristas y bandera de enganche de la campaña 'brexit'.

"No es una inmigración descontrolada", aseguró. "Hay gente cualificada que llega a este país y a los que las empresas están desesperadas por dar empleo", recordó Brown, de 65 años.

La irrupción de Brown fue minimizada por Boris Johnson. "No es un relanzamiento brillante, encomendarse a Gordon Brown", dijo el exalcalde de Londres, acusando a su rival de haber facilitado la llegada de cientos de miles de inmigrantes cuando los países del Este de Europa se incorporaron a la UE.

- Orlando para atacar a la UE -

La matanza de 49 personas en una discoteca gay de Orlando (Florida, sudeste de Estados Unidos) no pasó desapercibida a los partidarios del 'brexit', que avisaron seguir en la Unión Europea expone al Reino Unido a "una atrocidad" similar.

En un mensaje en Twitter que fue borrado luego, @LeaveEUOfficial afirmó: "El libre movimiento de Kalashnikovs en Europa ayuda a los terroristas. Vota por tener más seguridad el 23 de junio. Vota salir".

La ministra de Educación, Nicky Morgan, que se alineó con Cameron en la campaña por seguir en la UE, respondió en Twitter que el mensaje era "verdaderamente vergonzoso".

"Vergonzoso y cobarde", coincidió en el mismo medio Hilary Benn, portavoz de Relaciones Exteriores del Partido Laborista, el primero de la oposición.

En un discurso en la Universidad De Montfort, Gordon Brown estimó que "sólo la UE unida puede ofrecer la asistencia diplomática, la ayuda, los incentivos económicos y el apoyo estratégico para que nos ocupemos de las causas del terrorismo".

Al goteo constante de intervenciones de mandatarios extranjeros y organizaciones internacionales a favor de la permanencia en la UE -Barack Obama, Angela Merkel, el Fondo Monetario Internacional, la Organización para el Desarrollo y la Cooperación Económicos (OCDE)...-, se le sumó el primer ministro irlandés, Enda Kenny, cuyo país se juega mucho en esta contienda.

Irlanda es el único país que limita por tierra con el Reino Unido, en Irlanda del Norte, y la salida de Londres obligaría a instaurar controles fronterizos.

"Es muy importante que todo el mundo entienda que", si hay 'brexit', "seré el único representante político de estas islas en la mesa del Consejo de Europa. No habrá nadie, ninguna voz en la mesa más poderosa de nuestro continente, para representar o hablar por Gran Bretaña, Escocia, Gales... o Irlanda del Norte", dijo Kenny en un discurso en la Universidad del Úlster, en Belfast.

Irlanda no se independizó hasta 1922 y los irlandeses conservaron su derecho al voto en el Reino Unido, si viven ahí, con lo que se convertirán en los únicos ciudadanos de la UE con derecho a voto el 23 de junio, además de los malteses, por pertenecer a la Commomwealth.

afp_tickers

 AFP internacional